domingo, mayo 01, 2016

Video. Dueños de propiedades confiscadas en Cuba se une para demandar al Gobierno cubano


Published on Apr 29, 2016
El tema de las propiedades estadounidenses en Cuba confiscadas sin compensación por el Gobierno castrista, cobra ahora singular importancia tras la creación, en Miami, de un fondo de inversión mediante el que los cubanos podrán demandar al régimen de La Habana.

Dueños de propiedades confiscadas en Cuba se une para demandar al Gobierno cubano



*************
¿Fue la República de Cuba (1902-1958) una neocolonia de los EE.UU.?

Por Pedro Pablo Arencibia Cardoso

Aunque L. H. Jenks escribiera el libro ¨Nuestra Colonia de Cuba ¨, Cuba republicana no fue nunca colonia de los Estados Unidos, de la misma manera que la tiranía cubana no fue tampoco una colonia o un satelite de la Unión Soviética. Entre la tiranía isleña y el régimen comunista de la URSS lo que existía realmente era una fuerte relación simbiótica desde el punto de vista político, la cual incidía muy significativamente en el aspecto económico de las relaciones. Los múltiples desencuentros entre las partes, en ambas etapas de nuestra Historia, niegan la existencia de una relación Colonia-Metrópoli entre ellas.

En la etapa republicana de Cuba  y en lo referente a la economía en 1958,  menos del 5% de la economía cubana estaba en manos de ciudadanos de los EE;UU., mientras que aproximadamente el 85%  estaba en manos cubanas. En 1958 aproximadamente entre el 82% y el 85% de la riqueza nacional estaba en manos cubanas, según se infiere del Anuario Azucarero de 1958 (página 11) y de la tabla de la página 24 del libro En el último año de aquella República de Ramiro J. Abreu. En la rama azucarera los cubanos eran los dueños de aproximadamente el 60% de la producción de azúcar; el casi 40% que estaba en manos norteamericanas podemos verlo desde diferentes perspectivas; una de ellas, raramente abordada, era la de ser un fuerte baluarte en el mercado consumidor norteamericano a favor de toda el azúcar producida en Cuba, pues garantizaba unos poderosos aliados: los intereses de los productores norteamericanos de Cuba,  frente a los productores de azúcar  de remolacha  producida en los EE.UU..

 La renta anual por habitante en los años 50  osciló entre los 330 dólares y los 350 dólares; la de E.U. era aproximadamente de 2 000 dólares (los cubanos no nos comparábamos con los demás países latinoamericanos; nuestro referente desde mediados, y quizás antes, del siglo XIX eran los EE.UU.)   según escribe el economista y comunista Oscar Pino Santos  en la página 97 de su libro La Penetración  del Imperialismo Norteamericano en la Economía Cubana, escrito en 1957. En el Atlas de la Economía Mundial de fines de la década de los cincuenta, Cuba estaba situada en el lugar 22 entre más de ciento veinte naciones (Apuleyo, 149). Sobre la base de los valores de la Tabla de la página 16 del Material de Estudio Nro. 3 del Ministerio de Educación de Cuba, los Países en Desarrollo y Países menos Desarrollados tuvieron respectivamente en 1976 un Producto Nacional Bruto per cápita de 450 y 140 dólares y en 1987 de 650 y 210 dólares respectivamente, todos menores que el que tuvo Cuba en 1957 (433,5) cuando se tiene en cuenta la devaluación que ha tenido el dólar desde 1957 hasta esas fechas.

Esos resultados económicos se obtuvieron pese a la inestabilidad política que presentó el país y a las medidas económicas norteamericanas que afectaron a la economía cubana: solamente la aprobación norteamericana  en 1956 de reducir del 96% hasta el 29% la participación cubana en el mercado azucarero norteamericano dieron a Cuba pérdidas de 240 millones de dólares  según las páginas 14 y 15 del libro  El último año  de aquella república de Ramiro J.  Abreu al dejar de exportar a Estados Unidos 1 156 902 toneladas métricas de azúcar según  se lee en la página 52  del libro La Economía Cubana en los años 50, del  entonces economista oficialista  Ismael Zuaznábar. Ramiro J.  Abreu, fue  ex oficial del Ministerio del Interior de la tiranía de los Castro y, en el momento de publicarse ese libro en Cuba (con prólogo del entonces  miembro del Buró Político del PCC  Carlos Rafael Rodríguez)  funcionario del Departamento América, un departamento de Inteligencia y Subverción del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, que recibió inicialmente el nombre de Liberación y que tuvo como jefe a Manuel Piñeiro Losada, conocido como ¨Barba Roja,

Esas medidas norteamericanas  fueron producto del lobbysmo  en los EE.UU.en contra  del gobierno de Fulgencio Batista por este haber tomado medidas a favor del desarrollo de la economía en Cuba que afectaban a intereses norteamericanos como fueron:

El desarrollo de planes arroceros, pues afectaba a los intereses de los arroceros norteamericanos de la cuenca del Mississippi
 El desarrollo de la industria de aceites vegetales, pues afectaba a los exportadores norteamericanos de manteca o grasa de cerdo, la cual no era consumida por los norteamericanos.
Ventajas a una planta de Niquel , de la cual Batista era uno de sus accionistas, que perjudicaba a la otra planta que existía en el país, la cual era norteamericana.
Cuando se fue a renovar los ferrocarriles, que estaban nacionalizados; cuando fueron a comprar las locomotoras, en lugar de comprárselas a la General Motors, se las compraron a los alemanes
La decisión de construir un molino de harina en Santiago de Cuba que le quitaba el monopolio al de La Habana, que era de ellos
el papel de la prensa cubana se compraba a Estados Unidos y se le quitó ese monopolio del papel a los norteamericanos cuando Cuba empezó a poner varias papeleras que usaban bagazo de caña como materia prima
Se iba a llevar a cabo una revisión de las tarifas proteccionistas que perjudicaría a los Estados Unidos.
Planes para producir materias en Cuba que hasta el momento eran compradas básicamente a los Estados Unidos, como el cemento.
 una compañía norteamericana cuyo presidente era hermano del entonces Presidente de los Estados Unidos Dwight Einsehower hizo gestiones para que esa gran obra se la adjudicaran a su compañía, pero Batista se opuso a esas gestiones y presiones y la puso en licitación para que el mejor y más barato proyecto fuera el escogido. Una compañía francesa se ganó la obra del túnel

 El túnel de La Habana se enmarcaba dentro de un vasto plan de construcciones para desarrollar la infraestructura turística en el país. Muchas eran las construcciones que se habían construido y se estaba construyendo en el país con ese fin. Algunas de ellas fueron la Vía Blanca y las carreteras del circuito norte de La Habana, Pinar del Río y Matanzas y otra por el sur del país que conectaba a Trinidad, Cienfuegos, etc.,. A estas obras se sumaban la construcción de fábricas de todos tipo para abastecer al país y a la creciente industria turística Estas obras se hicieron durante el régimen de Fulgencio Batista entre 1952 y 1958. El país estaba pasando de un país monoproductor y monoexportador a un país pluriproductor y pluriexportador donde la industria no azucarera había ya desplazado a la industria azucarera. El turismo había ya desplazado a la industria azucarera como la primera fuente de ingreso del país pese a estar el país en medio de cierta inestabilidad política por la lucha armada contra el régimen de Fulgencio Batista. El país estaba en transición a una economía de servicios.
 
Pero con las medidas norteamericanas  puramente económicas  contra el régimen de Fulgencio Batista  no se agotaron las medidas en contra de dicho régimen:  un EMBARGO DE ARMAS  al régimen de Fulgencio Batista, el cual estaba enfrascado en reprimir la subversión armada que existía en el país, fue una de las más dañinas para el futuro de Cuba ... y el  muchos otros países, incluyendo, en cierta medida  a los EE.UU., pese a que durante  la lucha contra  el régimen de Batista  el tirano Raúl Castro había secuestrado a civiles y militares norteamericanos y mandado atacar el acueducto de Yateritas   que daba abasto de agua a la Base Naval de Guantánamo de los EE.UU. en Cuba.

Ya  durante   el gobierno del Presidente Gerardo Machado y Morales  se llevaron a cabo  sanciones norteamericanas  contra el gobierno de  Machado por este llevar a cabo  una política para desarrollar la industria nacional en Cuba. La Ley Arancelaria de 1927  emitida por el gobierno de Machado afectaba a muchos  intereses norteamericanos, los cuales   usando a sus lobbystas  promovieron sanciones del gobierno de los EE.UU. contra el gobierno de Gerardo Machado en el marco de la Gran Depresión de 1929 que tuvo un alcance mundial y de la cual solamente se salió por el desarrollo de la industria  de armamentos  durante la II Guerra Mundial.

En Cuba se  falsea la historia.  Un ejemplo es presentar al Presidente  Don Tomás Estrada Palma como un perrito faldero de EE.UU., pese a que ha sido, aún hasta hoy, el único presidente cubano que ha expulsado a un embajador (tenía otro nombre el cargo)  norteamericano de Cuba declarándolo persona non grata.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Carlos Alberto Montaner sobre Donald Trump y las elecciones 2016 en EE:UU.: EL ÚLTIMO WASP (White Anglo-Saxon Protestant)

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano
Donald Trump no es representativo  de los mejores valores  que hicieron grande a esta nación. Donald Trump es un oportunista que aprovecha  la reacción a la  quiebra que de esos valores han hecho los medios de comunicación masiva, el cine, la educación  en los colleges y universidades norteamericanos  con su propaganda Gramsciana, el socialismo fabiano  del Presidente barack Hussein Obama, etc. ; a los que hay que añadirle  el rechazo a la actuación a la mayoría  del Senado y del Congreso en manos del Partido Republicano que no se han enfrentado verticalmente  a la política doméstica y exterior del  Ejecutivo en manos de Barack Hussein Obama, miembro del Partido Demócrata; los dos partidos políticos más votados en EE.UU. de los más de 30 partidos existentes en ese país.

Raúl y La Moringa de Los Partidos

 Por otra parte, ¿Queremos para EE.UU. una  copia de América Latina?

Hago la importante observación de que al independizarse de sus respectivas Metrópolis, las repúblicas sudamericanas eran más ricas que las Trece Colonias de Norteamérica. Al independizarse las repúblicas sudamericanas fueron escenarios de guerras civiles más sangrientas y destructoras que sus guerras de independencias. No pocos de sus antiguos libertadores se convirtieron en dictaduras, enseñoreándose sobre sus pueblos. Recordemos las críticas de José Martí sobre el caudillismo. Pero esa visión  no es exclusiva de pensadores de la ¨derecha¨ política:


Carlos Marx en su carta a Federico Engels de fecha 14 de febrero de 1858 se refirió a Simón Bolívar como el "canalla más cobarde, brutal y miserable. Bolívar es el verdadero Soulouque", . En esa misma carta, Marx afirmó que Bolívar era un mito de la fantasía popular: "La fuerza creadora de los mitos, característica de la fantasía popular, en todas las épocas ha probado su eficacia inventando grandes hombres. El ejemplo más notable de este tipo es, sin duda, el de Simón Bolívar".En el extenso artículo de Carlos Marx titulado ´Bolivar y Ponte¨, publicado en el tomo III de The New American Cyclopedia y escrito en enero de 1858, aparecen sustentadas esas opiniones del socialista alemán sobre Simón Bolivar. Dicho artículo pueden leerlo en su totalidad en Baracutey Cubano .

Debajo del artículo de  Carlos Alberto Montaner   añadí un fragmento donde José Martí el Apóstol de la Independencia Cubana expresa  los orígenes del comportamiento de la América española y el de la América inglesa: respectivamente ¨la del perro de presa¨ que arrebata las riquezas a otros   y  ¨la del arado¨,  que crea riquezas; aunque, como dice el dicho:  ¨en todas partes cuecen habas¨
José Martí;  ¨Del arado nació la América del Norte, y la Española, del perro de presa¨ 
********************************
Tomado de http://www.urbandictionary.com

wasp
Avispa en idioma Inglés
***********
 WASP
1) stands for White Anglo-Saxon Protestant.
2) people who usually come from privileged background, typically in the New England area
3) abbreviation for Williams, Amherst, Swarthmore, and Pomona (the top four Liberal Arts Colleges in the nation. Strangely, those colleges are full of WASPs themselves)

The term is redundant because all Anglo-Saxons are white.

 ******************************
Tomado de http://www.elblogdemontaner.com

EL ÚLTIMO WASP

Por Carlos Alberto Montaner
30 April 201

Es difícil detener a Donald Trump. Se le ha escapado al pelotón de aspirantes republicanos a la Casa Blanca.

La convención final será en julio. Aunque el establishment republicano se oponga con muy buenas razones, Trump llegará a los 1237 delegados que le exige el reglamento, o con una cifra tan cercana que hace casi imposible sustituirlo por otro candidato sin dividir profundamente al viejo partido cofundado por Lincoln.

Para entender el fenómeno Trump hay que releer el libro de Samuel P. Huntington Who are we? The Challenges to America´s National Identity (2004). Algo así como: ¿Quiénes somos nosotros? Los retos a la identidad nacional de Estados Unidos. Huntington (1927-2008) fue un sabio profesor de Harvard y uno de los mejores pensadores norteamericanos de las últimas décadas. Tuve el honor de colaborar con él y Larry Harrison en Culture Matters, uno de sus últimos libros.

La tesis central de Who are we? es que Estados Unidos es una expresión de los protestantes reformistas ingleses que colonizaron al país y le imprimieron su sesgo civilizador. Aquellos fundadores no eran inmigrantes que llegaban a formar parte de un mundo establecido. Fueron los creadores de una sociedad nueva, parcialmente diferente a la que habían dejado en Europa.

Esa sociedad fue forjada con valores, creencias y costumbres aportadas por los peregrinos: el temor al dios de los cristianos, el autogobierno, la responsabilidad personal, la rectitud de carácter, el individualismo, el aprecio por la propiedad privada y la libre empresa, la democracia representativa, la meritocracia, el trabajo intenso, y la sujeción al imperio de unas leyes que teóricamente afectaban a todos los habitantes por igual.

No había entonces –agrego– un elemento que hoy se llama “conciencia social” (rechazo a la esclavitud, preocupación por los derechos humanos, por el bienestar de los pobres o por el maltrato a las mujeres y a otras minorías). Ese factor no arraigó en la historia hasta el siglo XIX, y lo hizo primero en Europa como consecuencia de la evolución moral de algunos de los elementos constitutivos del mundo occidental como, por ejemplo, la efectiva prédica de los cuáqueros.

(Donald Trump)

Sobre ese sustrato británico-protestante-reformista se asentaron luego los alemanes, los judíos polacos, los italianos, y el resto de los pueblos europeos que inmigraron a Estados Unidos y se mezclaron en este crisol o melting-pot de razas y etnias decididas a perseguir en lengua inglesa el sueño americano.

Con los años, fue decantándose la aparición de una aristocracia social sin privilegios, pero con muchas relaciones, secreta y parcialmente excluyente y despreciativa, a la que algún sociólogo, de manera muy imprecisa, le llamó los WASP: los white, anglo-saxon, protestants. Constituían, oficiosa y orgullosamente, el patriciado de la nación americana.

De acuerdo con esta lectura de la historia del país, este segmento de la población, proporcionalmente más pequeño con cada ola migratoria que llegaba, era el vivero de los grandes empresarios, académicos, científicos y políticos exitosos, en donde se juntaban no sólo las personas de origen británico, sino, finalmente, los de cualquier país del norte de Europa: holandeses, alemanes, y escandinavos. Era una enorme casta, calificada como positiva, que le daba sentido y forma a cierta identidad norteamericana originalmente desovada por los ingleses.

Trump es el último WASP y trata de representar a ese Estados Unidos que ya no existe, como intuía y temía Huntington que sucedería, sabedor de que el signo de cualquier sociedad acaba siendo el de la mayoría de las personas que la componen (lo que explicaba su temor a los hispanos, especialmente a los mexicanos por su decisivo peso demográfico).

Este enorme país de 322 millones de habitantes, tan diferente al de 1620 cuando arribó el Mayflower, o al de los 4 millones que existían en 1776 cuando se inició la aventura republicana, dotado de una inmensa variedad humana, hoy se asemeja a un arcoíris en el que conviven blancos, afroamericanos, asiáticos, hispanos, creyentes y no creyentes, en el que se valora mucho más la tolerancia hacia las minorías, sin juzgar sus preferencias sexuales, que los valores y principios que uniformaban a los peregrinos y constituían un verdadero credo o catecismo del “buen americano”.

Cuando Trump asegura que “hará grande y poderoso nuevamente a Estados Unidos”, pese a que el país es, con mucho, la primera potencia del planeta en casi todos los órdenes, es porque tiene la percepción de un mundo, el suyo, el de los WASP, que se desvanece irremisiblemente y cree que puede rescatarlo y restablecerlo.

La suya es una causa perdida. La respuesta al Who are we? hoy es muy diferente al de hace pocas décadas. Por eso gobierna Barack Obama, el senador Ted Cruz le pisa los talones y una mujer probablemente se le enfrentará en los comicios. Estados Unidos, sencillamente, es otra cosa. La hegemonía de los WASP forma parte de un pasado irrecuperable.
**************
Añadido por el bloguista de Baracutey Cubano

MADRE AMÉRICA

Por José Martí
(fragmento)


De lo más vehemente de la libertad nació en días apostólicos la América del Norte. No querían los hombres nuevos, coronados de luz, inclinar ante ninguna otra su corona. De todas partes, al ímpetu de la frente, soltaba hecho pedazos, en las naciones nacidas de la agrupación de pueblos pequeños, el yugo de la razón humana, envilecida en los imperios creados a punta de lanza, o de diplomacia, por la gran república que se alocó con el poder; nacieron los derechos modernos de las comarcas pequeñas y autóctonas; que habían elaborado en el combate continuo su carácter libre, y preferían las cuevas independientes a la prosperidad servil. A fundar la república le dijo al rey que venia, uno que no se le quitaba el sombrero y le decía de tú. Con mujeres y con hijos se fían al mar, y sobre la mesa de roble del camarín fundan su comunidad, los cuarenta y uno de la Flor de Mayo. Cargan mosquetes, para defender las siembras; el trigo que comen, lo aran; suelo sin tiranos es lo que buscan, para el alma sin tiranos. Viene, de fieltro y blusón, el puritano intolerante e integérrimo, que odia el lujo, porque por él prevarican los hombres; viene el cuáquero, de calzas y chupa, y con los árboles que derriba, levanta la escuela; viene el católico, perseguido por su fe, y funda un Estado donde no se puede perseguir por su fe a nadie; viene el caballero, de fusta y sombrero de plumas, y su mismo hábito de mandar esclavos le da altivez de rey para defender su liberta. Alguno trae en su barca una negrada que vender, o un fanático que quema a las brujas, o un gobernador que no quiere oír hablar de escuelas; lo que los barcos traen es gente de universidad y de letras, suecos místicos, alemanes fervientes, hugonotes francos, escoceses altivos, bátavos económicos; traen arados, semillas, telares, arpas, salmos, libros. En la casa hecha por sus manos vivían, señores y siervos de sí propios; y de la fatiga de bregar con la naturaleza se consolaba el colono valeroso al ver venir, de delantal y cofia, a la anciana del hogar, con la bendición en los ojos, y en la mano la bandeja de los dulces caseros, mientras una hija abría el libro de los himnos, y preludiaba otra vez en el salterio o en el clavicordio. La escuela era de memoria y azotes; pero el ir a ella por la nieve era la escuela mejor. Y cuando, de cara al viento, iban de dos en dos por los caminos, ellos de cuero y escopeta, ellas de bayeta y devocionario, a oír iban al reverendo nuevo, que le negaba al gobernador el poder en las cosas privadas de la religión; iban a elegir sus jueces, o a residenciarlos. De fuera no venía la casta inmunda. La autoridad era de todos, y la daban a quien se la querían dar. Sus ediles elegían, y sus gobernadores. Si le pesaba al gobernador convocar al consejo, por sobre él lo convocaban los "hombres libres". Allá, por los bosques, el aventurero taciturno caza hombres y lobos, y no duerme bien sino cuando tiene de almohada un tronco recién caído o un indio muerto. Y en las mansiones solariegas del Sur todo es minué y bujías, y coro de negros cuando viene el coche del señor, y copa de plata para el buen Madera. Pero no había acto de la vida que no fuera pábulo de la libertad en la colonias republicanas que, más que cartas reales, recibieron del rey certificados de independencia. Y cuando el inglés, por darla de amo, les impone un tributo que ellas no se quieren imponer, el guante que le echaron al rostro las colonias fue el que el inglés mismo había puesto en sus manos. A su héroe, le traen el caballo a la puerta. Él pueblo que luego había de negarse a ayudar, acepta ayuda. La libertad que triunfa es como él, señorial y sectaria, de puño de encaje y de dosel de terciopelo, más de la localidad que de la humanidad, una libertad que bambolea, egoísta e injusta, sobre los hombros de una raza esclava, que antes de un siglo echa en tierra las andas de una sacudida; ¡y surge, con un hacha en la mano, el leñador de ojos piadosos, entre el estruendo y el polvo que levantan al caer las cadenas de un millón de hombres emancipados! Por entre los cimientos desencajados en la estupenda convulsión se pasea, codiciosa y soberbia, la victoria; reaparecen acentuados por la guerra, los factores que constituyeron la nación; y junto al cadáver del caballero, muerto sobre sus esclavos, luchan por el predominio en la república, y en el universo, el peregrino que no consentía señor sobre él, ni criado bajo él, ni más conquistas que la que hace el grano en la tierra y el amor en los corazones, -y el aventurero sagaz y rampante, hecho a adquirir y adelantar en la selva, sin más ley que su deseo, ni más límite que el de su brazo, compañero solitario y temible del leopardo y el águila.

Y ¿cómo no recordar, para gloria de los que han sabido vencer a pesar de ellos, los orígenes confusos, y manchados de sangre, de nuestra América, aunque al recuerdo leal, y hoy más que nunca necesario, le pueda poner la tacha de vejez inoportuna aquel a quien la luz de nuestra gloria, de la gloria de nuestra independencia, estorbase para el oficio de comprometerla o rebajarla? Del arado nació la América del Norte, y la Española, del perro de presa. Una guerra fanática sacó de la poesía de sus palacios aéreos al moro debilitado en la riqueza, y la soldadesca sobrante, criado con el vino crudo y el odio a los herejes, se echó, de coraza y arcabuz, sobre el indio de peto de algodón. Llenos venían los barcos de caballeros de media loriga, de segundones desheredados, de alféreces rebeldes, de licenciados y clérigos hambrones. Traen culebrinas, rodelas, picas, quijotes, capacetes, espaldares, yelmos, perros. Ponen la espada a los cuatro vientos, declaran la tierra del rey, y entran a saco en los templos de oro. Cortés atrae a Moctezuma al palacio que debe a su generosidad o a su prudencia, y en su propio palacio lo pone preso. La simple Anacaona convida a su fiesta a Ovando, a que viera el jardín de su país, y sus danzas alegres, y sus doncellas; y los soldados de Ovando se sacan de debajo del disfraz las espadas, y se quedan con la tierra de Anacaona. Por entre las divisiones y celos de la gente india adelanta en América el conquistador; por entre aztecas y tlaxcaltecas llega Cortés a la canoa de Cuauhtémoc; por entre quichés y zutujiles vence Alvarado en Guatemala; por entre tunjas y bocrotaes adelanta Quesada por Colombia; por entre los de Atahualpa y los de Huáscar pasa Pizarro en el Perú; en el pecho del último indio valeroso clavan, a la luz de los templos incendiados, el estandarte rojo del Santo Oficio. La mujeres, las roban. De cantos tenía sus caminos el indio libre, y después del español no había más caminos que el que abría la vaca husmeando el pasto, o el indio que iba llorando en su treno la angustia de que se hubiesen vuelto hombres los lobos. Lo que come el encomendero, el indio lo trabaja; como flores que se quedan sin aroma, caen muertos los indios; con los indios que mueren se ciegan las minas. De los recortes de las casullas se hace rico un sacristán. De paseo van los señores; o a quemar en el brasero el estandarte del rey; o a cercenarse las cabezas por peleas y virreyes y oidores, o celos de capitanes; y al pie del estribo lleva el amo dos indios de pajes, y dos mozos de espuela. De España nombran al virrey, el regente, el cabildo. Los cabildos que hacían, los firmaban con el hierro con que herraban las vacas. El alcalde manda que no entre el gobernador en la villa, por los males que le tiene hechos a la república, y que los regidores se persiguen al entrar en el cabildo, y que al indio que eche el caballo a galopar se le den veinticinco azotes. Los hijos que nacen, aprenden a leer en carteles de toros y en décimas de salteadores. "Quimeras despreciables" les enseñan en los colegios de entes y categorías. Y cuando la muchedumbre se junta en las calles, es para ir de cola de las tarascas que llevan el pregón; o para hablar, muy quedo, de las picanterías de la tapada y el oidor; o para ir a la quema del portugués; cien picas y mosquetes van delante, y detrás los dominicos con la cruz blanca, y los grandes de vara y espadín, con la capilla bordada de hilo de oro; y en hombros los baúles de huesos, con llamas a los lados; y los culpables con la cuerda al cuello, y las culpas escritas en la coroza de la cabeza; y los contumaces con el sambenito pintado de imágenes del enemigo; y la prohombría, y el señor obispo, y el clero mayor; y en la iglesia, entre dos tronos, a la luz vívida de los cirios, el altar negro; afuera la hoguera. Por la noche, baile. El glorioso criollo cae bañado en sangre, cada vez que busca remedio a su vergüenza, sin más guía ni modelo que su honor, hoy en Caracas, mañana en Quito, luego con los comuneros del Socorro o compra cuerpo a cuerpo, en Cochabamba el derecho de tener regidores del país; o muere, como el admirable Antequera profesando su fe en el cadalso del Paraguay iluminado el rostro por la dicha o al desfallecer al pie del Chimborazo "exhorta a las razas a que afiancen su dignidad". El primer criollo que le nace al español, el hijo de la Malinche, fue un rebelde. La hija de Juan de Mena que lleva el luto de su padre, se viste de fiesta con todas sus joyas, porque es día de honor para la humanidad, el día en que Arteaga muere! ¿Qué sucede de pronto, que el mundo se para a oír, a maravillarse, a venerar? ¡De debajo de la capucha de Torquemada sale, ensangrentado y acero en mano, el continente redimido! Libres se declaran los pueblos todos de América a la vez. Surge Bolívar, con su cohorte de astros. Los volcanes, sacudiendo los flancos con estruendo, lo aclaman y publican. A caballo, la América entera. Y resuenan en la noche, con todas las estrellas encendidas, por llanos y por montes, los cascos redentores. Hablándoles a sus indios va el clérigo de México. Con la lanza en la boca pasan la corriente desnuda los indios venezolanos. Los rotos de Chile marchan juntos, brazo en brazo, con los choles del Perú. Con el gorro frigio del liberto van los negros cantando, detrás del estandarte azul. De poncho y bota de potro, ondeando las bolas, van, a escaparse de triunfo, los escuadrones de gauchos. Cabalgan, suelto el cabello, los pehuenches, resucitados, voleando sobre la cabeza la chuza emplumada. Pintados de guerrear vienen tendidos sobre el cuellos los araucos, con la lanza de tacuarilla coronada de pluma de colores; y al alba, cuando la luz virgen se derrama por los despeñaderos, se ve a San Martín, allá sobre la nieve, cresta del monte y corona de la revolución, que va, envuelto en su capa de batalla, cruzando los Andes. ¿Adónde va la América, y quién la junta y guía? Sola, y como un solo pueblo, se levanta. Sola pelea. Vencerá, sola.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Cuentapropistas exitosos y otras fábulas. Luis Cino Álvarez : Quieren hacer creer que en Cuba la empresa privada y la economía de mercado van viento en popa y a toda vela en Cuba

Cuentapropistas exitosos y otras fábulas

**********
Quieren hacer creer que en Cuba la empresa privada y la economía de mercado van viento en popa y a toda vela
**********

Por Luis Cino Álvarez
Abril 29, 2016

LA HABANA, Cuba.- El pasado viernes 22 de abril, bajo auspicio oficial, se efectuó en la sede del Ministerio de Comercio Exterior, en El Vedado, una reunión de emprendedores privados y cooperativistas. Dicho encuentro fue visto por muchos como un intento del gobierno, luego del VII Congreso del Partido Comunista, por aplacar las aprensiones de los “cuentapropistas”, el feo eufemismo oficial utilizado para no llamar por su nombre a los emprendedores privados.

A pesar de que en el Congreso el general Raúl Castro y el ministro de Economía Marino Murillo explicaron que no había que ver a los cuentapropistas como “enemigos de la revolución” sino como “actores del nuevo modelo económico”, aunque complementarios, quedó sentado que el protagonismo recaerá en las empresas estatales y que no se permitirá que los particulares se enriquezcan, para según dijeron, evitar las diferencias sociales.

A partir del contrataque de Fidel Castro a Obama, en varios medios oficialistas se habían referido al peligro de la emergencia de una clase media de pequeños propietarios que pudiera ser utilizada por “el imperialismo yanqui” —que sigue siendo el enemigo— como “punta de lanza en sus planes para destruir el socialismo”.

Con tales truenos, los emprendedores privados tienen suficientes razones para preocuparse: está claro que sus pequeños negocios no pasarán de ser vendutas, chinchales y timbiriches, y que sus ganancias, que dan para poco más del diario, siempre estarán en vilo, en dependencia de los intereses del régimen.

Sería interesante averiguar cómo pudiera prosperar la empresa privada, en medio de tantas trabas, si no se permite la concentración de riqueza y propiedad, y por ende, no hay acumulación de capital.

Pero así y todo, se sigue hablando de cuentapropistas exitosos y otras fábulas. Sobre todo en cierta prensa internacional, que pese a los ventarrones en contra que soplaron en el congreso comunista, quieren  hacer creer que en Cuba la empresa privada y la economía de mercado van viento en popa y a toda vela.

También en ciertos eventos, cuando le conviene al gobierno, se habla de los cuentapropistas exitosos. Como en la reunión del día 22 en el MINCEX, donde refirieron sus experiencias, todas exitosas, el peluquero ‘Papito’ Valladares, la presidenta de la cooperativa encargada de La Casona de 17 (un restaurante del Vedado que ya no da pérdidas), de una talabartería de La Lisa y otra cooperativa dedicada a las confecciones textiles y el alquiler de trajes de bodas.

Mi fuerte no es el tema económico, tal vez por ello no acierto a entender —Marino Murillo sabrá— cómo peluqueros, zapateros remendones, vendedores de bisutería y de pan con croquetas de claria y otras fritangas, asfixiados por trabas burocráticas, elevados impuestos e inspectores chantajistas y extorsionadores, puedan contribuir a desarrollar la economía de un país.

Es sabido que los paladares lujosos donde sirven caros y sofisticados platos, las exclusivas galerías de arte y los hostales con muebles de estilo, no pertenecen a cualquier hijo de vecino. Los propietarios de esos establecimientos son paniaguados del régimen, gente con relaciones en las altas esferas, la parentela de la élite o sus protegidos, las pirañas que han hecho del Estado una piñata.

Cualquier persona sin buenas relaciones o pedigrí revolucionario no puede acometer, por ejemplo, un “proyecto comunitario” con el apoyo de la Oficina del Historiador Eusebio Leal, como es el caso de la dueña del Café Bohemia, Diana Sáenz, la hija de Ricardo Sáenz, uno de los fundadores de Prensa Latina, quien convirtió una ruinosa cuartería de la Habana Vieja en una sofisticada y muy chic cafetería.

Algunos de los participantes en la reunión del MINCEX estuvieron, con sus historias oportunamente ensayadas, entre los escogidos por el régimen, durante la visita de Obama a La Habana, para participar en una reunión del presidente norteamericano con emprendedores privados, a quienes les ofreció su apoyo para adquirir lo que necesiten a través del intercambio directo con suministradores en los Estados Unidos.

Como el régimen no va a permitir ese intercambio directo, utilizará a sus “emprendedores exitosos”, sus elegidos, maquillados y estatalmente propulsados, como trampas para captar dinero y recursos de los capitalistas extranjeros, principalmente norteamericanos.

Es una vieja trampa comunista para exprimir a capitalistas ingenuos. La utilizaron en la China post-maoísta con los hoas (inmigrantes) que sembraron en Occidente, y más atrás aún, en la Unión Soviética en los tiempos de Lenin y la NEP (Nueva Política Económica).

Ni siquiera se le puede reconocer mucha originalidad al castrismo en su “actualización del modelo económico” y eso que llaman, de forma bastante oximorónica, “el socialismo próspero y sostenible”.

luicino2012@gmail.com


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La fiesta de los vagos. José Hugo Fernández sobre la celebración del Día de los trabajadores en Cuba:


 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

José Antonio Saco  escribió en el siglo  XIX  su ensayo, si mal no recuerdo,  La Historia de la Vagancia en la isla de  Cuba; Don Fernando Ortiz rebatió la ¨leyenda negra¨ de la  vagancia de los cubanos; uno de sus artículos   fue Cuba y sus hermanas.

El pueblo cubano en su mayoría es trabajador cuando  tiene incentivos para trabajar. La Revolución Castrista eliminó la cultura laboral del pueblo cubano, pues situó la docilidad de los trabajadores  a los mandatos de la dictadura muy por encima de la dedicación y eficiencia de los trabajadores en sus tareas laborales. Para la dictadura y  para sus ¨factores¨ (PCC, UJC, CTC, etc.)  en  cada centro de trabajo,   un trabajador eficiente, pero no activo ante las tareas revolucionarios (por ejemplos: no asistir a los trabajos voluntarios, no asistir a los ¨mítines relámpagos¨, no ir a los actos y manifestaciones  de la Revolución, no pertenecer a los CDR o no ser miliciano)   era una persona apática  que debía ser vigilada; eso trascendía  al área estudiantil: un estudiante que se dedicara al estudio pero que no fuera activo ante las tareas revolucionarias era acusado de ¨docentista¨.
 ********************************
Tomado de http://www.diariodecuba.com

La fiesta de los vagos

Por José Hugo Fernández
Miami
30 Abr 2016

Todavía uno no sabe si llorar o hacer gárgaras ante la macabra bufonada del VII Congreso del PCC, cuando los ancianos caciques y sus barrigoncitos aspirantes a clones se apuran para volver a la carga con la organización de los festejos por el Primero de Mayo. El espectáculo promete. Partida de parásitos y gandules que nunca han tirado un chícharo, dedicándose a dar una vez más su lata sobre la necesidad de revitalizar el proletario espíritu del trabajo y la lucha contra la corrupción.

Sería difícil hallar en nuestro hemisferio otro país donde se trabaje menos que en Cuba, y donde, a la vez, los trabajadores acumulen tantas quejas y frustraciones, lo que es decir: tan pocos motivos para celebrar. Sin embargo, cada Primero de Mayo repetimos sin falta el mismo sketch, marchando masiva y festinadamente, sin una sola protesta ni una sola demanda, para conmemorar el Día Internacional del Trabajo.

Cuando los historiadores o más bien los psiquiatras del futuro se propongan estudiar este cuadro de minusvalidez general al que hemos sido reducidos como fría estrategia de dominio, con una nación en bancarrota, pulverizadas todas las estructuras, las tradiciones y los valores identificativos, y, no obstante, sin ánimos y sin el menor interés por emprender la recuperación, posiblemente concluyan que todo empezó el día en que el trabajo perdió para nosotros su verdadera función y empezó a convertirse, como todo lo demás, en consigna hueca. La nuestra muy posiblemente sea la única sociedad del mundo (digamos) civilizado donde el trabajo ha perdido su significado como propiciador básico de la existencia y como generador del progreso, descontando, claro, su papel en la formación moral y espiritual.

El desapego, la falta de hábito y el abierto menosprecio que manifiesta ante el trabajo la mayoría de los cubanos —y no solo los más jóvenes, como suele decirse— puede contar con fuertes atenuantes justificadores, pero ello no nos impide estar situados en la cola de la civilización, ni evita que hayamos ubicado el futuro democrático mucho más lejano de lo que tal vez hoy estemos dispuestos a reconocer.

Podemos seguir buscándole la quinta pata al gato a la hora de explicar por qué la mayor parte de las tierras fértiles del país permanecieron yermas durante decenios, o por qué nuestras producciones de bienes materiales no se acercan jamás a la suficiencia, como no sea en los informes de la prensa oficial. Pero el motivo es uno, único por su contundencia sobre los demás: la función del trabajo, según su real significado, o sea, en tanto conducto para el desarrollo y herramienta para la conquista de la independencia económica, ha sido sistemáticamente enrarecida entre nosotros. No gracias a una larga cadena de torpezas administrativas, como suele afirmarse, ni a fallos más o menos graves en el sistema de educación, sino a lo trazado por un meticuloso programa de gobierno dictatorial.

Lo que ha tenido lugar en la Isla, a lo largo de las últimas décadas, es la institucionalización paulatina pero implacable de la vagancia como parte de un sistema de poder que más que explotar nuestro trabajo, eligió hacerse fuerte a costa de nuestra apatía ante la lucha por la vida, estimulando la falta de esfuerzos y de iniciativas, premiando la grisura de intelecto, y, en fin, amoldándonos desde pequeños en la idiosincrasia del rehén, a quien se le asegura la vida, precariamente, sin que tenga que mover un dedo, solo a cambio de que no se rebele.

Ni a Hitler, ni a Stalin, ni a Lenin, ni a ninguno de los ambiciosos y envilecidos reyes o emperadores que en este mundo han sido, se les ocurrió lanzarse con una coartada tan chapucera pero a la vez tan efectiva para atornillarse en el poder. Quizá tampoco ninguno entre ellos habría conseguido hacer funcionar tan bien y durante tanto tiempo un sistema que se sostiene, sin avanzar pero sin que acabe de hundirse, no con el trabajo de la población sojuzgada y esclavizada, ni con la eficacia de su propia gestión económica, sino a través de la doble subvención parasitaria: desde el exterior hacia el régimen y desde el régimen hacia sus dominados.
*************

El sabio Don Fernando Ortiz y su artículo Cuba y sus hermanas
Por Pedro Pablo Arencibia Cardoso
 Miami
16 de septiembre de 2013
Don Fernando Ortiz, llamado ¨el tercer descubridor de Cuba¨, escribió en 1913 el artículo Cuba y sus hermanas donde mostraba comparativamente la posición privilegiada que ya en ese año tenía Cuba económicamente en comparación con el resto de las repúblicas latinoamericanas. Esta posición privilegiada se alcanzó después de una devastadora guerra de independencia en la que hubo, pese al pequeño tamaño de Cuba, más del doble de tropas de la Metrópoli que las que hubo en toda Sur América en el siglo XIX en las diferentes guerras de independencia. La guerra terminó en agosto de 1898 y Cuba se convirtió en una república libre e independiente en 1902.

Esta capacidad de recuperación de Cuba probablemente preocupan mucho a gobiernos de otros países del continente americano que verían afectadas las economías de sus países si Cuba se libera y en ella se instala la democracia con un sistema de economía de mercado y un sistema de gobierno que vele por el bien y la prosperidad de todos sus ciudadanos. Quizás esa preocupación explique la ¨indiferencia¨ que en muchos países hermanos ha existido con respecto a la tragedia cubana y la complicidad que han tenido muchos de sus gobiernos con la dictadura totalitaria de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

En Miami ese milagro cubano volvió a repetirse a partir de 1959 con la llegada de exilados cubanos al sur de la Florida.


Si salva en su computadora u ordenador la fotocopia que está en pequeño y la amplian tendrán más datos interesantes.

Disculpen los garabatos en las fotocopias, pero muy probablemente fue uno de mis hijos cuando niño que trató de imitarme señalando en el texto lo más interesante :-)
















Mucho se habla y escribe al respecto, pero me temo que este fenómeno no haya sido estudiado suficientemente en todos sus resquicios como lo que verdaderamente es: la causa primera y fundamental de nuestras desgracias actuales y nuestra mayor hipoteca de cara a un futuro que ya se avizora a plazo medio.

Desde luego que el trabajo deberá ser medicina de urgencia para los males generados por casi 60 años de abulia y de múltiples involuciones con respecto al mundo real. Pero no hay forma de que empecemos a asumirlo con seriedad si antes no mandamos definitivamente para el basurero de la historia a quienes, con plena conciencia, impunemente, nos privaron de la primera y más enriquecedora entre todas las virtudes de los seres humanos: las ganas de trabajar.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La guerra primero, la política después . Pedro Corzo sobre el error de legitimar a grupos que escogieron la extorsión, el secuestro, el asesinato, etc. para llegar al poder


La guerra primero, la política después

Por Pedro Corzo
Abril 28, 2016

En las propuestas y operaciones políticas más tolerantes y plurales subyacen ciertas expresiones de violencia que a veces se concretan generando un ambiente de confrontación que puede derivar en cruentos conflictos, situación en la que es aplicable la expresión de Carl von Clausewitz, de que “la guerra es la continuación de la política por otros medios”.

Por suerte, para beneficio del ciudadano y la comunidad, la mayoría de quienes incursionan en la gestión pública gustan del debate de ideas y propuestas. Rechazan cualquier manifestación de violencia más allá de las pasiones que genera la controversia, y son partidarias de la conciliación por medio del diálogo y las negociaciones.

Sin embargo, no faltan quienes piensan de forma opuesta al filósofo militar alemán al considerar que la política es una forma de hacer la guerra, en la que el vencedor tiene la potestad de imponer su voluntad y proceder de acuerdo a su exclusivo beneficio y de sus partidarios.

Ningún país, por sólidas que sean sus instituciones cívicas, está exento de estos individuos que piensan que la gestión pública es un campo de batalla, en la que el uso de cualquier arma está justificado. Para ellos, la violencia es el único medio efectivo para hacer avanzar sus proyectos.

Su vía hacia el gobierno es la confrontación. No consideran otra alternativa, aunque existan oportunidades de influenciar en la sociedad de forma pacífica y cambiar el gobierno a través del voto.

La actuación de Hugo Chávez en Venezuela testimonia como aun en sociedades democráticas surgen caudillos que prefieren imponer su voluntad por la fuerza. Chávez apeló a las elecciones al fracasar el golpe militar que comandó, al igual que Evo Morales en Bolivia, que acudió a la generación del caos social para presentarse como única alternativa de gobernabilidad.

Estos mandatarios por sus prácticas mostraron ser enemigos de las instituciones democráticas, con el agravante de que cuando tomaron el poder, corrompieron la conciencia del elector con propuestas demagógicas que devastan los progresos cívicos alcanzados.

Se pueden poner otros ejemplos de individuos que entienden la violencia como medio y fin, pero también actuaron en escenarios diferentes. Daniel Ortega y Fidel Castro enfrentaron gobiernos de facto en sus respectivos países; lo que sucedió es que cuando arribaron al poder, se sentaron sobre las bayonetas para mantener e incrementar sus privilegios.

Pero la más acabada interpretación de que la confrontación bélica es el contenido, y el discurso y la gestión política un recurso de la guerra, donde mejor se aprecia en el continente es en Colombia.

Colombia no está controlada por una dictadura que oprime y conculca los derechos individuales y sociales; sin embargo, las facciones partidarias de la violencia prefieren ignorar que en el país cohabitan distintas expresiones ideológicas y políticas, que el ciudadano tiene la capacidad de elegir a sus gobernantes, condición que inválida moralmente el uso de la fuerza para cambiar o alterar los instrumentos del poder.

No obstante, en nombre de la paz y la reconciliación, el gobierno de Colombia decidió actuar políticamente con el Ejército de Liberación Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, facciones que piensan la guerra como única alternativa para la toma del poder, legitimando a grupos que escogieron la extorsión, el secuestro, el asesinato, porque desprecian a un electorado con derechos.

Esta realidad convierte al ELN y a las FARC en paradigmas a imitar por aquellos que consideran que la guerra es la esencia de la política, que los países deben ser gobernados como cuarteles y los ciudadanos tratados como legionarios, condición que se acentúa cuando las autoridades le otorgan a quienes no tienen posibilidades de alcanzar el poder por medio del voto, tampoco lo consiguieron con las armas, los laureles de la victoria.

Periodista de Radio Martí.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

sábado, abril 30, 2016

Lilianne Ruiz entrevista en Cuba a Martha Beatriz Roque Cabello: "La oposición no ha madurado", lamenta Martha Beatriz Roque

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Martha Beatriz Roque  está agotada en ideas y en activismo opositor; esperemos que  su actuar presente y futuro no  empañe  las ideas y el activismo  después de convertirse en opositora. Hay que reconocer a tiempo cuando hay que dejarle la vanguardia a otros verdaderos opositores  que se lo merezcan por sus ideas y actuar.
 *****************************
Tomado de http://www.14ymedio.com

"La oposición no ha madurado", lamenta Martha Beatriz Roque

Por Lilianne Ruiz 
La Habana
Abril 28, 2016

Martha Beatriz Roque ha regresado de Miami después de recibir un permiso del Gobierno cubano, a finales de febrero, que la autorizaba a salir del país una sola vez. La activista fue una de los siete ex prisioneros de la Primavera Negra de 2003 beneficiados por este permiso. Regresa con un cierto pesimismo y una impresión muy crítica del estado de la oposición cubana.

Pregunta. Regresó del extranjero luego de un permiso del Gobierno cubano, que le permitió viajar sólo por una vez. ¿Qué impresiones trae de su estancia fuera del país?

Respuesta. Vengo con un dolor tremendo en el corazón con respecto a lo que he visto allá. En Miami hay un exilio histórico, que quiere a su país, a su patria, que habla de democracia, que piensa constantemente en Cuba y que tiene una gran nostalgia por esta Isla, pero ese exilio histórico, desafortunadamente, se está poniendo viejo y algunos de sus miembros han fallecido.Sin embargo, muchas personas que están llegando a Miami por diferentes países, incluso ahora a través de Costa Rica, Ecuador y Panamá, se colocan de espaldas a Cuba, quieren olvidarse hasta de que son cubanos. Se trata también de gente que forma parte de un tejido social que aquí está roto, no tiene ética, ni educación formal y está contaminando Miami. 

P. ¿Cuál cree que ha sido el saldo de la visita de Barack Obama a Cuba?

R. Obama tiene su agenda y dentro de ella está defender los intereses de los ciudadanos norteamericanos, como es natural, porque ese es su país. Ha dejado claro que los problemas de Cuba los tenemos que resolver nosotros los cubanos y eso es importantísimo. El pueblo tuvo una gran lección con la visita de Obama: ha significado para el pueblo una esperanza que con posterioridad trató de aniquilarse en el Congreso del Partido Comunista.

(Martha Beatriz)

P. ¿Y la oposición?

R. En Cuba hay opositores, pero una oposición, como tal, no existe. Oposición existe en Venezuela, porque ha sido capaz de unirse a pesar del desacuerdo. Nosotros no somos capaces de algo así todavía. Aquí la unidad dura segundos.

P. ¿El VII Congreso del Partido Comunista le provocó frustración o esperaba usted algo como lo que sucedió?

R. Ese Congreso del partido se iba a posponer para otra fecha pero se hizo para tratar de contrarrestar lo que Obama le dijo al pueblo cubano, por eso no tenían ningún documento terminado. Hay quien dijo a raíz de que se acabó el congreso: "Teníamos razón, Obama no ha logrado nada". No soy tan tajante. Otros dicen que el Congreso ha sido la forma de mostrar que es un fracaso lo que está haciendo Obama, tampoco diría eso. Mucho menos pensaría en un fracaso, porque hay cosas que se han acelerado con la visita de Obama.

P. ¿Cómo cuáles?

R. En el caso específico de los once miembros del grupo de los 75 que quedamos en Cuba, no podíamos salir del país y, al menos en estos momentos, se nos permitió viajar por una vez. Ha habido soluciones a algunos problemas que no se puede decir que son cambios, sino restablecimiento de derechos. Eso hay que verlo como algo satisfactorio, no como algo negativo. En el futuro, no muy lejano, tendrán que venir otras soluciones, porque la situación económica, social y política del país es inaguantable.

P. ¿Serán los trabajadores por cuenta propia los que cambien Cuba?

R. El régimen cubano no va a permitir que ningún cuentapropista exporte, porque para eso, dirá, están las empresas del Ministerio de Comercio Exterior. El Gobierno de EE UU está tratando de tener relaciones directas con los cuentapropistas, pero aquí eso no lo van a permitir. En el mismo momento en que algún cuentapropista saque el pie un poquitico hacia el norte, se lo van a cortar; le van a cortar el negocio, se lo van a impedir todo.

P. ¿El acceso a internet puede ayudar a que se den los cambios?

R. El régimen no lo permite porque sabe que internet es una fuente de conocimiento, de trasmisión de noticias y de posibilidades. 

P. ¿Qué falla en la oposición cubana para lograr convocar al pueblo?
R. Falla primero el liderazgo. Desafortunadamente aquí todo el mundo quiere ser líder, nadie quiere ser cola, todo el mundo quiere ser cabeza. Falla también el exilio, que es capaz de fabricar un líder y ponerlo al frente de un proyecto con recursos, pero este no resuelve nada.

P. ¿Ve alguna oportunidad para que la oposición influya en el referendo constitucional que ha anunciado el Gobierno?

R. La oposición no ha madurado, sigue en lo mismo, en hacer documentos, en proyectarse hacia el exterior, reunirse en el exterior, en contarle a la gente lo que hay que hacer. Pero si la oposición no aprovecha el momento coyuntural para trabajar con el pueblo, sencillamente no va a suceder nada. Si no se trabaja con el pueblo, si no se concientiza al pueblo, qué más da que se vayan a reunir a Roma con el papa, da lo mismo, sencillamente no van a resolver nada.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Jorge Hernández Fonseca: El tardío retiro del Cardenal Jaime Ortega y Alaminos


Tomado de http://www.cubademocraciayvida.org/

El tardío retiro del cardenal Ortega

Por Jorge Hernández Fonseca
28 de Abril de 2016

La sospechosamente tardía autorización para el retiro del cardenal Ortega (renunció a su cargo hace muchísimos años) pone sobre el tapete una pregunta directa al Papa Francisco: ¿Por qué ahora?; ¿será un reconocimiento –también tardío-- de que su (la del Papa) actuación ante la Habana fue más que desastrosa, cobarde, sobre todo si se compara con la actuación de Obama?; ¿será una muestra de arrepentimiento –otra vez también tardía-- ante el pueblo de Cuba del papel colaboracionista que ha jugado el cardenal pasado a retiro? Es temprano para saber a ciencia cierta el camino seguido para, tanto la aceptación tardía de su renuncia, como para saber a ciencia cierta las pretensiones e intenciones con el nombramiento del sustituto.

El contexto de la aceptación del retiro del cardenal es rico en hechos propicios a suposiciones. Primero que todo, el momento actual; magistralmente descrito por Yoani Sánchez en un artículo antológico de final de época para el castrismo, pareciera como el marco adecuado para –a la carrera-- mandar para su casa – a la chita callando-- al representante del "mal ejemplo" dentro de la sufrida iglesia católica cubana y colocar en su lugar a la antípoda más evidente entre los posibles. En segundo lugar, el chasco monumental con el congreso del partido comunista cubano, que haciendo caso omiso a la grave situación por la que atraviesa el país, simplemente ha postergado el futuro para nada menos que cinco largos años, que nadie en la isla puede esperar. Y en tercer lugar --y no menos importante-- porque resulta ahora que el discurso de Obama se ha constituido en el principal "lev-motiv" que impulsa (para mal) al partido de Fidel y Raúl Castro (y para bien) a la disidencia cubana --y ahora, con esta aceptación-- a Francisco.

Hay un aire de "mea culpa" papal con una decisión tan demorada, pero ejecutada como "en la callada de la noche" que de una forma u otra implica un reconocimiento de "algo" difuso. Para los católicos cubanos que tengan un sentir democrático, tener un Papa fidelista y un cardenal colaboracionista es la peor herencia que se les deja para el incierto futuro del catolicismo cuando Cuba recobre –tarde o temprano, pero sin dudas-- su libertad. Esta constatación es tanto más real cuando, en paralelo con la aceptación de la renuncia de Ortega, leemos una comprometida declaración de la Iglesia Católica Venezolana en defensa de su sufrido pueblo.

(Cardenal Jaime Ortega y el tirano, en funciones, Raúl Castro)

La iglesia católica cubana ha adoptado hasta ahora el secretismo como método de comunicación con el pueblo de Dios. Este secretismo no hay razón para que continúe, como no hay razón para que continúe el papel de segundón al que Ortega obligó a la iglesia católica cubana, en momentos que se le autorizo a Obama, sin ningún seguidor conocido dentro de la isla antes de su visita, a hacer el discurso que todos los cubanos esperábamos del Papa Francisco --que contradictoriamente fue a decirlo en EUA—y en momentos que la jerarquía católica cubana acaba de leer el valiente documento de la Iglesia Católica Venezolana.

Después de lo expresado por Obama en su discurso en la isla y después de lo expresado por los obispos venezolanos hoy, se impone una valentía similar de parte del heredero del trono de Ortega. Si queremos que la iglesia católica cubana tenga un futuro dentro de la isla, es importante hacer, no sólo un mea culpa honesto, sino un discurso coherente con los valores que el Papa Francisco ha dicho defender en todo lugar que ha visitado... menos en Cuba.

 Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

viernes, abril 29, 2016

Todos los empresarios del General. Camilo Ernesto Olivera Peidro desde Cuba: Los verdaderos favorecidos por la apertura estadounidense obedecen a una misma voz de mando que está en La Habana

Tomado de https://www.cubanet.org

Todos los empresarios del General

******************
Los verdaderos favorecidos por la apertura estadounidense obedecen a una misma voz de mando que está en La Habana
******************
Por Camilo Ernesto Olivera Peidro
Abril 28, 2016  


 (Carlos Saladrigas, Jorge Pérez y Joe Arriola)

LA HABANA, Cuba.- En el año 2003, un conjunto de acaudalados cubanoamericanos de Florida vieron en el entonces aspirante a senador, Barack Obama, un potencial vehículo de cambio en la política norteamericana hacia Cuba.

Ese grupo, formado por Joe Arriola, sus hijos Ricky y Eddy, Manny Díaz, en ese entonces alcalde de Miami, y los empresarios Jorge Pérez y Carlos Saladrigas, organizaron la primera de una serie de recaudaciones de fondos a favor de quien se perfilaba como figura prominente del Partido Demócrata. El evento inicial tuvo lugar, en 2004, en la residencia de Jorge Pérez. Allí se recaudaron, de entrada, 50 000 dólares.

Según narró el propio Arriola a David Adams, periodista de Univisión, esto se llevó a cabo en la mayor reserva pues, tanto él como Manny Díaz, eran funcionarios públicos. La historia fue revelada bajo el título El cubanoamericano que acercó a Obama a Cuba, pocos días antes de la llegada del presidente a la isla.

Después, Ricky y Eddy Arriola formaron parte del Comité de Finanzas de la campaña presidencial de Obama en 2007. En ese sentido, pesó también el papel de Carlos Saladrigas, directivo del denominado Cuba Study Group.


La reelección en 2012 fue definitoria en el paisaje inmediato entre las dos orillas. El compromiso del gobierno estadounidense con la política de “engagement” hacia la isla requería de evitar choques con el sector del exilio opuesto a entendimientos con el castrismo. El equipo demócrata optó, desde ese año, por negociar en secreto con La Habana la reanudacion de las relaciones diplomáticas.

Para ese momento, varios exfuncionarios y descendientes de personeros del régimen cubano estaban llegando para establecerse en Estados Unidos. Este flujo se ha mantenido hasta el día de hoy y, mayoritariamente, podría no ser obra de la casualidad o “diferencias irreconciliables” con la dictadura.

Un ejemplo es el de Pedro Álvarez Borrego, exdirectivo de la estatal Alimport, quien siendo ejecutivo en las compras de alimentos para Cuba en el país del norte, pidió asilo en Tampa a fines del 2011. Supuestamente era investigado por las autoridades cubanas, debido a sospechas de corrupción y desvío de recursos. Además de especular y prosperar en breve tiempo en el negocio inmobiliario, es consultor de empresarios estadounidenses interesados en invertir en la isla a partir del probable cese del embargo.

U-turn, la ruta del dinero

El 15 de marzo, unos días antes del viaje de Obama a Cuba, los Departamentos del Tesoro y Comercio dieron a conocer un grupo de medidas que suavizaban las sanciones a la isla. Una de ellas, se refiere a la transferencia de dinero utilizando como puente entidades bancarias de Estados Unidos.

Las modificaciones incluyen que instituciones gubernamentales cubanas, y sus representantes, puedan utilizar el dólar en transacciones empleando cuentas corresponsales en terceros países.

También podrían favorecer que los colaboradores y familiares de personeros del régimen cubano, establecidos en países como Canadá, España, Francia o Estados Unidos, transfirieran miles de dólares desde paraísos fiscales a cuentas legales. Testaferros de personajes como Marcos Portal, cuya fortuna se localiza en bancos canadienses (según Kenneth Rijock Consultor de Crímenes Financieros) y Julio Casas Regueiro, entrarían en acción.

Esta dinámica incluiría inversiones y joint ventures sin la presión derivada de la fiscalización de la OFAC (Oficina de control de Activos Extranjeros de Estados Unidos, en español). Modus operandi semejante al empleado por los llamados “boliburgueses” venezolanos. Estos últimos, han tenido en el estado norteamericano de Florida bastante seguimiento y cuestionamiento público respecto a sus operaciones.

Ganancias derivadas de esta movida serían remitidas a la isla, e invertidas en entidades relacionadas con el todopoderoso Grupo de Apoyo Empresarial (GAESA) de las FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias).

Todos los empresarios del General

Tal y como fue revelado en Cubanet por el periodista Ernesto Pérez Chang, GAESA estaría blanqueando expedientes y preparando a directivos supuestamente civiles. El régimen prevé que el Senado estadounidense pudiera aprobar medidas restrictivas al comercio entre entidades estadounidenses y empresas cubanas dirigidas por militares.

La metamorfosis de la casta verdeolivo está en marcha. Los jefes y sus testaferros ganan tiempo para asumir los compromisos contractuales, derivados de esta inyección de capital que debería llegar pronto. No sería raro que empresarios cubanoamericanos, presentes en la delegación presidencial de Estados Unidos que visitó la isla en marzo, aparezcan involucrados.

En 2015 fue creado el Consejo de Negocios Estados Unidos-Cuba cuyo diálogo ha sido, exclusivamente, con representantes del régimen. Forman parte del mismo Joe Arriola y Mike Fernández, multimillonario y ejecutivo del sector de la salud que fue uno de los principales donantes de la campaña presidencial de Jeb Bush. También Carlos Gutiérrez, exsecretario de comercio durante el gobierno de George W. Bush.

A inicios del pasado mes de marzo Arriola, Fernández y Gutiérrez viajaron a La Habana para “presionar a los funcionarios cubanos”. Según narra Arriola a David Adams, les dijo: “necesitamos victorias. Necesitamos que ustedes digan que las cosas van a cambiar”.
La reciente ola de ataques públicos que el régimen cubano ha realizado contra la visita del presidente Obama tiene dos objetivos: borrar en la población de la isla el impacto de este histórico suceso, poner una cortina de humo sobre el antes mencionado flujo de capitales, empleando una jugada de “psicología inversa” aplicada a la política.

El castrismo necesita inducir en la población la idea de que nada va a cambiar en lo interno, para aplacar los ánimos y desestimular las exigencias de mayores libertades. Por eso limitará el crecimiento de sectores como el cuentapropismo, que pudieran aspirar a ser beneficiarios de las más recientes medidas aprobadas por el ejecutivo norteamericano, en lo referido a los créditos y la posibilidad de importar y exportar hacia y desde Estados Unidos.

Las denominadas Cooperativas Agropecuarias y No Agropecuarias, supuestamente poseen la personalidad jurídica para favorecerse, pero están sujetas a la política trazada por el Partido Comunista. La reciente y limitada apertura por parte del régimen del mercado mayorista a esas cooperativas forma parte de esta estrategia de control.

Los verdaderos favorecidos por las medidas aperturistas estadounidenses están a ambos lados del Estrecho de Florida. Obedecen a una misma voz de mando que está en La Habana.

No son, ni lo serán, los cientos de pequeños negociantes que en la isla malviven sin personalidad jurídica, atenazados por los impuestos y la corrupción del sistema
.

El pueblo de Cuba paga los platos rotos y, con suerte, recogerá las migajas que caigan de la mesa
.
****************

Published on May 19, 2014
Debate entre Carlos Saladrigas y Luis Zúñiga Reyes



***********

Published on Jun 3, 2014

El Dr.Frank de Varona nos dice hoy lo que no pudo decirle a Saladrigas cuando el programa pautado por María Elvira Salazar a las 8 de la noche en MIRA TV para colocarlos frente a frente a ambos fue cancelado inesperadamente.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Andrés Reynaldo: Los escritores cubanos, o posan de Gandhi o de suecos. Algunos escritores cubanos de la isla eligen una pose ambigua, sobre todo cuando están de viaje, hablando de paz y reconciliación

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Y para ser justos:  muchos escritores cubanos (pudiéramos, sin equivocarnos,  escribir intelectuales) que viven fuera de Cuba  son  mancos de ambos brazos  respecto a la realidad cubana.
 ********************************
 Los escritores cubanos, o posan de Gandhi o de suecos

*****************
Algunos escritores cubanos de la isla eligen una pose ambigua, sobre todo cuando están de viaje, hablando de paz y reconciliación
Muchos de ellos fueron excluidos y hasta perseguidos, pero ahora no mencionan estos hechos. Jamás se refieren al gobierno como dictadura
La responsabilidad de la dictadura no queda repartida a partes iguales
****************
Por Andrés Reynaldo
Miami
28 de abril de 2016

De cuando en cuando, a algunos escritores cubanos que viven en la isla les da por hablar de la paz, el reencuentro, el perdón. Ideas nobles, por supuesto. Diríanse discípulos de Gandhi, si no fuera por la dieta. Si no fuera porque Gandhi, en verdad, protestaba. Pacíficamente, pero protestaba.

Sobre todo si andan de viaje, si acaban de publicar libro en el extranjero, adoptan una pose ambigua, entre sapiente y párvula, y en la primera rueda de prensa sueltan el rollo de la reconciliación, el rechazo a una transformación violenta, en fin, el borrón y cuenta nueva. Así, en abstracto.

Quien los vea, el hombro levemente caído, las gafas a media asta, el tono mugido, no tiene más remedio que admitir: “¡Esta gente sufre!” En verdad, han sufrido. Se les censuró y todavía se les censura. Les negaron permisos de salida. Los echaron de los empleos, de las universidades. Tuvieron que pasar una odisea para conseguir un aire acondicionado. Dejaron de convocarlos (o nunca fueron convocados) a las reuniones importantes. ¡A las fiestas importantes!

Sin embargo, ahora no hablan mucho de sus sufrimientos. En todo caso, hablan de sus sufrimientos a la defensiva. Cuando se les sorprende tratando de pasar gato por liebre. El gato del acomodo con la dictadura por la liebre de la opinión heterodoxa. Es otra de las grandes inversiones éticas que las dictaduras totalitarias imponen a la inteligencia de un país. La víctima reclama su autoridad moral para legitimar al victimario

De modo que estos escritores van soltando de Buenos Aires a Estocolmo los tópicos de la reconversión de la verdad, del maquillaje de la historia. Alguno alcanza a quejarse de que nadie le pregunta a Paul Auster sobre política pero que a él si le indagan constantemente, irritantemente, sobre la dictadura de los Castro. (Aclaremos, él nunca pronuncia la palabra “dictadura”). De hecho, según él, hablar de dictadura en Cuba puede ser excesivo. “Hay muchas Cuba”, dice. Debían preguntarle si en alguna de esas muchas Cuba existe un estado de derecho.

Si pasamos por alto la desconsiderada comparación con Paul Auster, no deja de haber cierta ternura en estos argumentos. Cierto eco de incorporado terror. El apego desesperado a las protectoras simplificaciones de nuestra temprana juventud. Cada cual sobrevive como puede.

Hace poco, alguien ha entrado en el poco frecuentado terreno de la oposición violenta a la dictadura. No se deben cambiar las cosas a punta de ametralladora, dice. Además, ¿cómo vamos a matarnos unos a otros para cambiar un sistema que hemos construido nosotros mismos?

Aquí hay que deslindar entre la paja y el heno. Por un elemental principio humanista, la violencia no puede ser propuesta como solución política. No obstante, sería inmoral descalificar la oposición armada contra un poder ilegítimo perpetuado por la fuerza. En el mismo orden, no porque la dictadura sea obra de cubanos (¿de quiénes iba a ser?) la responsabilidad queda repartida a partes iguales. En rigor, todos sabemos muy bien quiénes son los responsables.

Entiéndase, no se trata de pedirle a estos escritores que se pasen a la disidencia. Que eleven su voz frente a la represión. Que escriban poemas sobre el presidio político. Que quemen su carnet de la UNEAC. Que salgan a repartir subversivas octavillas. En fin, que apunten con su palabra a la cabeza del tirano. Nadie tiene derecho a pedírselos. Menos aún desde Miami.

Pero, por una cuestión de obvio pudor, de rudimentaria decencia, de mero respeto a sus propios talentos, ¿podrían dejar de hablar de la cosa ya que no quieren llamar a la cosa por su nombre?


Periodista y escritor cubano. Reside en Miami

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Juan Gonzalez Febles desde Cuba sobre los representantes impuestos tanto por el Partido Comunista de Cuba como aquellos impuestos en la disidencia, oposición, sociedad civil, periodismo alternativo, etc.


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Cuando  la visita del Ex Presidente James ¨Jimmy¨Carter  a Cuba  en mayo de 2002 hubo una representación mucho más amplia con la disidencia, oposición y periodismo independiente mayor que  en la reunión  que llevó a cabo el Presidente Barack Obama.

Por cierto,  los medios en la cobertura de la visita de Obama a La Habana ignoraron en casi su totalidad el  buen discurso   de James Carter en el Aula Magna de la Universidad de La Habana (el de Obama fue muy superior) y las respuestas que dió  a las diferentes preguntas que se le hizo  al concluir su discurso, discurso en el cual habló del Proyecto Varela proyectándolo internacionalmente, pues la transmisión televisiva fue en vivo.
*******************
Tomado de http://primaveradigital.net/los-representantes-impuestos-que-a-nadie-representan/

Los representantes impuestos que a nadie representan

Por Juan Gonzalez Febles
Abril 27, 2016
 


Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Quienes dirigen la vida y los destinos de más de once millones de cubanos en Cuba son personas por las que nadie ha votado. Son representantes impuestos que representan a quien los impuso y nada más. Para que no queden dudas ni lagunas, fueron impuestos desde y para el servicio del Partido Comunista de Cuba, pero esta es solo una parte de una muy triste realidad.

Entre los representantes de la oposición pacífica interna, la sociedad civil e incluso el periodismo independiente, libre o alternativo o como quieran llamarlo, hay representantes impuestos de acuerdo con el interés de quien los impuso desde donde los impuso.

Durante la visita a nuestro país del presidente Obama, fueron trece los seleccionados para sostener una reunión con el presidente estadounidense, entre ellos, solo algunos serán referencia obligada cuando se haga la historia y el recuento de las luchas por la afirmación de un actuar político ciudadano independiente.

Entonces, veamos. Estuvieron y simpatías y antipatías aparte, tenían que estar: Berta Soler, Antonio Rodiles, José Daniel Ferrer, Guillermo Fariñas, Elizardo Sánchez y Dagoberto Valdés.

Del director de Estado de SATS, Antonio G. Rodiles, podría decirse que posee un record impresionante de fracturas y lesiones propinadas por el sicariato represor castrista.

José Daniel Ferrer es el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), que al igual que el Foro por los Derechos y Libertades está en la primera línea del coraje ciudadano dentro de Cuba y José Daniel Ferrer siempre está entre los que marcha al frente.

Sucede igual que con el Premio Sajárov Guillermo Fariñas, quien más allá de premios, está vivo y ese es su logro más impresionante.

Así, en esta tónica, repito simpatías y antipatías aparte, la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler Fernández quien se acerca peligrosamente al record de lesiones y golpizas de Rodiles y es en la actualidad la más destacada líder política opositora femenina de la organización política más emblemática en el presente: Movimiento Damas de Blanco.

El portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) Elizardo Sánchez Santacruz, tiene un aval de trabajo documentado impresionante en el tema Derechos Humanos.

Dagoberto Valdés dirige la revista Convivencia. Anteriormente y bajo la sombrilla de la iglesia católica cubana dirigió la revista Vitral, que verdaderamente marcó pauta e hito en su momento.

Asimismo, asistieron Ángel Yunier Remón, Juana Mora Cedeño, Nelson Álvarez Matute. la bloguera Miriam Celaya, la abogada y responsable de la organización Cubalex, Laritza Diversent, el líder del partido Arco Progresista, Manuel Cuesta Morúa y la opositora Miriam Leyva. Pocos comprenden por acá qué hacían allí estas personas.

A los tres primeros (Ángel Yunier Remón, Juana Mora Cedeño y Nelson Álvarez Matute) se les conoce muy poco. En los años que llevo en la brega del periodismo independiente, al menos yo, aun no logré conocer a ninguno. Pero ese es un tema intrascendente. Ellos fueron conocidos, reconocidos y seleccionados por los desconocidos ‘héroes de la climatización artificial’. Ángel Yunier Remón ya se auto exiló y quizás pronto reaparezca con algo novedoso bien financiado.

Esto lo hacen unos muy ilustres desconocidos investidos desde sus atmósferas climatizadas, con prerrogativas similares a las del gobernante y único Partido Comunista. Ese al que se “consagran” en oponerse y promover oposición, o al menos eso dicen.

La bloguera Miriam Celaya estuvo invitada por encima de periodistas independientes como Jorge Olivera, Iván García y Luis Cino, para solo citar tres ejemplos, entre otros. Los tres totalizan un respetable archivo de crónicas, reportajes, artículos de opinión, noticias, viñetas, etc., amén de poesía y narrativa en un prestigioso e impresionante etc., pero no estuvieron presentes. Las razones y méritos para ello fueron hallados e impuestos por los ‘héroes de la climatización artificial’. Estos disponen de poderes similares a los del Partido Comunista de Cuba, los representantes que “eligen” son así, impuestos. Representan a quien los impuso y nada más.

Laritza Diversent tiene méritos genéticos indiscutidos: es negra y es mujer. Además de esto, es abogada, aunque sin pleitos. Esto (en Cuba) no deja de ser un aval. Habida cuenta que en nuestra tierra manda o dice mandar un general presidente sin batallas reconocidas ni votos, entonces, ¿por qué ponernos tan exigentes y detallistas?

Sobre estas y otras promociones llevadas adelante por los desconocidos ‘héroes de la climatización artificial’, a ellos les encanta sorprender. En su momento hicieron aparecer la promocionada y galardonada bloguera y hoy periodista, también galardonada Yoani Sánchez. Para no ser menos, ahora hacen aparecer a Rosa María Payá con su bien dotado en recursos materiales, ‘Cuba decide’.

La joven Rosa María Payá apareció y los ‘héroes de la climatización artificial’, la reconvirtieron en lo que nunca antes fue. En Cuba siempre se portó bien, hasta que ellos la hicieron figura representativa a partir de sus ya mencionados méritos genéticos: blanca, joven, mujer e hija de Oswaldo Payá. ¿Suficiente? Para ellos sí. Eso debe bastar.

Supimos por acá que según se dice, es falso lo que publicó Dora Amador en El Nuevo Herald. Las firmas que se entregaron fueron recolectadas tiempo atrás por el Movimiento Cristiano Liberación para el Proyecto Varela y no para un plebiscito de Cuba Decide. Además, estas fueron entregadas oficialmente por Rosa Rodríguez, miembro consejo coordinador del MCL. ¿Qué les parece?

Nos quedan Miriam Leyva y Manuel Cuesta Morúa. ¿Qué decir? La primera es la viuda del economista Oscar Espinosa Chepe, fue por breve tiempo Dama de Blanco y a grandes rasgos, eso es todo. El segundo ha sido promotor por excelencia de proyectos volátiles de existencia aún más efímera. Hay que reconocer que aunque ninguno entre tales proyectos ha marcado diferencia para cosa alguna, la creatividad marca pautas y aporta elementos para la continuidad de otros proyectos sin fin, que mantengan una imagen en pantalla. Eso, la imagen… y nada más.

Sobre los ‘héroes de la climatización artificial’, qué decir. Como son sabiamente desconocidos, nada puede decirse sobre ellos y solo quedan los resultados de su gestión, a los que nos hemos referido de forma sucinta. Felizmente hay otros, vamos a refrescar las pantallas emocionales con héroes reconocidos, cuya semblanza estimula.

Son ellos, Jorge Gutiérrez Izaguirre, Esteban Bovo, Jorge Infiesta, Aurelio Pérez Lugones, Emilio Martínez Venegas, Vicente Blanco Capote, Félix Rodríguez Mendigutía y Luis González Lalondry, (Héroes en las arenas de Girón) estos son algunos entre mis héroes conocidos. Lamento que ninguno sea joven, gay, negro, mujer o emprendedor por cuenta propia, pero bueno, eso es lo que tengo.

Orlando Zapata Tamayo, Laura Pollán y otros, no están, pero es como si estuvieran. En Cuba cada día desafían al Cartel Totalitario de Birán, esos no reconocidos por los ‘héroes de la climatización artificial’.

Si es en estos ‘héroes de la climatización artificial’ en quienes los americanos confían, se debe concluir que son tan estúpidos como para mostrarse desconocedores absolutos de una verdad que al menos en Cuba y entre cubanos de ambas orillas es vox populi. La oposición interna y la sociedad civil contestataria en Cuba es representada por impuestos representantes que a nadie representan.

Espero que para la ocasión, además de privarnos de recursos e intentar silenciarnos, alguien me desmienta. ¡Por favor, que hagan algo nuevo!

Fotograma: President Obama Meets with Civil Society Leaders in Cuba. The White House
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...