domingo, agosto 31, 2014

Cuba Antes de Fidel Castro y el Castrismo. Según la ONU, la OMS y la OIT. Documental La Cuba del Ayer


 La Cuba del Ayer-documental


 *******


Cuba Antes de Fidel Castro

Según la ONU, la OMS y la OIT

Desde los primeros días del triunfo revolucionario de 1959, en Cuba, tras la huida del dictador Fulgencio Batista, se inició un progresivo control gubernamental de los medios informativos, hecho que estuvo acompañado de una campaña propagandística sin precedente en la historia de la isla.

Alentada no sólo por los medios oficiales de prensa internos sino también por Radio Habana Cuba, emisora estatal que transmite para el extranjero en decenas de idiomas, y la agencia oficial Prensa Latina, la campaña hizo un énfasis especial en la miseria que supuestamente vivía la isla antes de la era revolucionaria, y el control económico que ejercía sobre ella Estados Unidos.

Ante los ojos de quienes no tenían a mano cifras concretas, Cuba había sido prácticamente un burdel manejado por Washington.

Por supuesto, Cuba no era un país desarrollado, ni las riquezas se distribuían necesariamente de manera equitativa -tampoco se han distribuido así durante el período marxista-leninista-, pero en 1958 sólo el 14% del capital total invertido en la isla era norteamericano. El 62% de los bienes de la industria azucarera, el principal renglón de la economía nacional, era propiedad de cubanos en ese mismo año.

En 1953, Cuba ocupaba el número 22 en el mundo en médicos por habitantes, con 128.6 por cada 100 mil. Su tasa de mortalidad era de 5.8 -tercer lugar en el mundo-, mientras que la de Estados Unidos era de 9.5 y la de Canadá de 7.6. A fines de los 50, la isla tenía la tasa de mortalidad infantil más baja de América Latina con 3.76, seguida por Argentina con 6.11, Venezuela 6.56 y Uruguay 7.30, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Cuba ocupaba el lugar número 33 entre 112 naciones del mundo en cuanto a nivel de lectura diaria, con 101 ejemplares de periódicos por cada mil habitantes, lo cual también contradice el argumento de que el país estaba formado por un gran número de analfabetos.

Tan sólo en materia de artículos suntuarios, Cuba poseía en 1959 un radio por cada cinco habitantes, un televisor por cada 28, un teléfono por cada 38 y un automóvil por cada 40 habitantes, según el Anuario Estadístico de Naciones Unidas.

De hecho, inclusive los más importantes escritores y artistas cubanos, reconocidos internacionalmente, habían hecho ya lo más importante de su obra antes de la llegada de Castro al poder. Entre éstos, sin importar su posición política, estaban José Lezama Lima, probablemente el hombre de letras más relevante de Cuba del siglo XX; el poeta y dramaturgo Virgilio Piñera, que revolucionó el teatro cubano con el estreno de Electra Garrigó en 1948, dos años antes de que el franco-rumano Eugenio Ionesco, padre del teatro del absurdo, estrenara en París La soprano calva; los pintores Amelia Peláez, René Portocarrero, Wilfredo Lam y otros tantos; el novelista Alejo Carpentier, autor de El siglo de las luces; el poeta Nicolás Guillén; la bailarina Alicia Alonso; y, por supuesto, un número extraordinario de compositores e intérpretes de la música popular como Ernesto Lecuona, Amadeo Roldán, Alejandro García Caturla, el Trío Matamoros, Sindo Garay, Eliseo Grenet, Hubert de Blank, Benny Moré, Dámaso Pérez Prado y muchos más.

He aquí algunos datos relacionados con la salud pública, el sector laboral y la educación:

Salud Pública:

En 1958, Cuba tenía una población de 6, 630.921 habitantes. En esa época, había en la isla 35 mil camas de hospitales, un promedio de una cama por cada 190 habitantes, cifra que excedía la meta de los países desarrollados de esa época de 200 personas por cama de hospital. En 1960, Estados Unidos tenía una cama de hospital por cada 109 habitantes.

También ese año, la nación tenía un promedio de un médico por cada 980 habitantes, superada en América Latina sólo por Argentina con uno por cada 760 y Uruguay con uno por cada 860. Tenía un destista por cada 2.978.

Estos datos se encuentran en el Anuario Estadístico de la ONU de su época.

Relaciones Laborales:

En 1958, un trabajador industrial cubano ganaba un salario promedio de 6 dólares diarios por jornada de ocho horas, mientras que un trabajador agrícola, en el mismo período, ganaba 3 dólares.

Cuba ocupaba el lugar número 8 en el mundo en el pago de salarios a trabajadores industriales, superada sólo por los siguientes países:

1.- Estados Unidos ($16.80)

2.- Canadá ($11.73)

3.- Suecia ($8.10)

4.- Suiza ($8.00)

5.- Nueva Zelanda ($6.72)

6.- Dinamarca ($6.46)

7.- Noruega ($6.10)

En el renglón de los salarios a trabajadores agrícolas, Cuba ocupaba el lugar número 7 en el mundo, superada sólo por los siguientes países:

1.- Canadá ($7.18)

2.- Nueva Zelanda ($6.72)

3.- Australia ($6.61)

4.- Estados Unidos ($6.80)

5.- Suecia ($5.47)

6.- Noruega ($4.38)

Estos datos fueron divulgados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Ginebra, Suiza, en 1960.

En 1958, Cuba contaba con una fuerza laboral de 2,204.000 trabajadores. La tasa de desempleo de esa fecha era del 7.07%, la más baja de América Latina, según datos del Ministerio del Trabajo de Cuba.

Educación:

Ese mismo año, Cuba tenía tres universidades financiadas por el gobierno y otras tres de carácter privado. La matrícula de las universidades bajo el control del gobierno era de 20 mil estudiantes.

Había 900 escuelas privadas oficialmente reconocidas, incluyendo las tres universidades privadas, con una matrícula total que superaba los 100 mil estudiantes.

El sistema de educación pública contaba con 25 mil maestros, y el de la educación privada con 3.500.

A mediados de la década del 50, había 1.206 escuelas rurales en Cuba, así como un sistema de bibliotecas móviles con un total de 179.738 volúmenes.

También en 1958, Cuba tenía 114 instituciones de educación superior, por debajo del nivel universitario -institutos, escuelas politécnicas y escuelas profesionales- financiadas por el gobierno. Sólo en 1957, estas instituciones capacitaron a 38.428 estudiantes.

Había en la isla en 1958, una tasa de analfabetismo del 18 por ciento.

Estos datos se hallan en los archivos del Ministerio de Educación de Cuba.

Era el país de América Latina con el mayor presupuesto dedicado a la educación, en 1958, con el 23% del total, seguido por Costa Rica, 20%, y Guatemala y Chile con 16%, según América en Cifras, de la Unión Panamericana.

Entre finales de la década de los 40 y 1958, el valor de la moneda nacional cubana, el peso, era equivalente al dólar.

En la mayoría de los renglones en que Cuba no ocupaba el primer lugar en América Latina, en cuanto a calidad de vida, era superada únicamente por Argentina y Uruguay, según el Anuario Estadístico de Naciones Unidas.

******

Cuba Antes del 1959


*****

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

sábado, agosto 30, 2014

Félix Luís Viera: EL CARDENAL JAIME ORTEGA, LAS UMAP Y EL MANDATO DE DIOS



EL CARDENAL JAIME ORTEGA, LAS UMAP Y EL MANDATO DE DIOS

Por Félix Luís Viera

¿Sería posible que Dios creara la barbarie y luego enviase a uno de sus ministros para que consolara a los que Él había condenado injustamente?

Hasta ahora, no había ocurrido que algún medio de la Isla (recordemos: todos en la nómina de la dictadura) entrevistara a un exconfinado Umap para hablar de este tema.

Pero al fin esto ha sucedido recientemente. El pasado 15 de agosto, la emisora Radio 26, de Matanzas, como otras del mismo territorio, entrevistaron al cardenal cubano Jaime Ortega, interesándose los entrevistadores, entre otras cuestiones, sobre la estancia del prelado, durante 8 meses, en las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (Umap), reales campos de trabajo forzado que existieron en Cuba de 1965 a 1968, a los que fueron enviados religiosos, homosexuales, amantes de la llamada “dulce vida” y otras personas, jóvenes y no, que no cumplían, según el castrismo, con los requisitos que establecía el dogma comunista.

En la entrevista aludida, Ortega expresa que “Las UMAP fueron una experiencia única en la vida de un sacerdote”, y agrega: “Si Dios quiso que esto [las Umap) fuera así, entonces ¿qué quisiera él de esto? Ah, que yo sacara una lección tremenda de lo que es el ser humano, de la misericordia que hay que tener, de lo que sufre la gente y eso es importante”.

Es decir, no fueron Fidel Castro y su equipo quienes quisieron “que esto fuera así”. Fue Dios.

Dios quien encerró a más de 22 mil hombres inocentes entre cercas con 25 pelos de alambre de púas, más cinco de antifugas. Dios quien determinó que estos hombres, mal comidos, trabajaran de sol a sol rodeados por sus verdugos armados.

No fue Fidel Castro, sino Dios quien quiso ponerlos a prueba enviándoles en trenes de carga, sin siquiera agua e inodoros, en autobuses con las mismas carencias, hacia un destino que los implicados desconocían.

Dios quien llevó a tantos confinados Umap a automutilarse severamente con tal de evadir la inclemente jornada en el surco y el duro encierro.

Pero para el cardenal Jaime Ortega: “No creo que [las Umap] me marcara negativamente, en el sentido de tener después recelos y rencores. En medio de todo eso fue una experiencia tremenda de conocer la vida, como no la puede conocer uno en los estudios de Teología”.

“Como no la puede conocer uno en los estudios de Teología”, dice el cardenal. Se me ocurre, a partir de lo dicho por el purpurado, que el catolicismo debería implantar, en el mundo todo, algún salvajismo parecido para que los sacerdotes se graduaran con verdaderos honores en la Teología.

En la entrevista citada, el Cardenal hace saber que salió de Cuba en 1960 “en una situación dificilísima”. “El país estaba en una agitación enorme, estaba comenzando un éxodo tremendo. (…) Después vino el cierre de los colegios por la nacionalización de las escuelas, la salida de muchos sacerdotes y de religiosas”.

“La salida”, dice el cardenal Ortega, no “la expulsión”. No vio el Cardenal a las monjas y alumnas vejadas, maltratadas, insultadas por las turbas que se decían “revolucionarias”; no las vio llorar junto a las escuelas que eran cerradas de modo inclemente delante de sus ojos.

No estuvo el Cardenal cerca de una iglesia católica, cercada por las hordas “revolucionarias” que durante horas bramaban hacia el interior de la instalación: “¡Los curas, cabrones, /que se quiten la sotana/ y se pongan pantalones!”

No lo vio. No supo de eso.

Durante sus 8 meses de confinamiento en las Umap (Unidades Militares de “Ayuda” a la Producción, no de “Apoyo”, como dice en el texto a que nos referimos), el cardenal Jaime Ortega afirma que “Sería increíble el anecdotario de lo que era la presencia de un sacerdote en medio de aquellos hombres desesperados. Yo era muchacho”.

“Yo era muchacho”, dice. Sobre esta frase tengo mis dudas: ¿se es un muchacho a los 30 años de edad? Según la Unicef, uno es niño hasta los 18 años.

Un muchacho sí, un niño entonces, era aquel que vi, agobiado por la premura que exigían los soldados con bayoneta calada que rodeaban el tren, aquella madrugada del 20 de junio de 1966, para que los reclutados, luego de día y medio encerrados, se lanzaran del vagón a toda prisa, caer de espaldas y, sin duda, fracturarse la columna vertebral, según los gestos inútiles que hacía para ponerse en pie; aquel que, con los ojos desorbitados, estiró el brazo hacia quien le quedaba más cerca, yo, con la ilusión de que lo ayudara a incorporarse; en el instante mismo en que la punta de una bayoneta me indicó seguir el recorrido hacia los camiones que esperaban.

Un niño, un muchacho, mi amigo Luis Becerra Prego, 17 años, que una noche, desesperado, sin duda fuera de sí, me pidió que lo matara, que él no podía resistir más y no tenía valor para hacerlo con mano propia.

En otras de sus anécdotas en la entrevista citada, Ortega cuenta que “Un hombre que no sabía leer ni escribir me pedía que yo le leyera las cartas de su mujer, más nadie que usted me las lee. Después él me decía lo que quería ponerle a la mujer en las cartas”.

¿No habrá en lo anterior algún anacronismo? Lo digo porque es de conocimiento mundial que, en el año 1961, en Cuba se erradicó para siempre el analfabetismo.

Cuenta asimismo el Cardenal que, poco después de haber llegado al campamento al que lo habían destinado, “Viene un grupo y me rodea a mí. Uno de ellos me dijo: ‘usted ha venido aquí para darnos consuelo’ y yo dije ‘… ah ya, aquí habló la voz de Dios, para eso estoy aquí’. Para eso estaba yo allí”.

Me surge una duda: ¿sería posible que Dios creara la barbarie y luego enviase a uno de sus ministros para que consolara a los que Él había condenado injustamente?

“Al salir de la jefatura de policía [de Palma Soriano] nos sacaron atravesando el parque central a la vista de todo el pueblo custodiados por guardias con bayonetas. Recuerdo la mirada de mi hijo, que tendría entonces unos nueve o diez años, que veía a su padre, preso. Me quedé allí contemplando aquella cara. Aquello fue algo que me partía el alma. Mi esposa estaba a su lado. El viaje desde Palma Soriano hasta Esmeralda [hacia las Umap] duró como 20 horas. Durante el viaje sólo tomamos agua en Contramaestre y eso servida en cubos que tenían jabón en el fondo”. Testimonio del reverendo Orlando Colás, de 38 años de edad, aparecido en el invaluable libro La Umap: El gulag castrista, del emblemático y ya desaparecido historiador cubano Enrique Ros (Ediciones Universal, 2004). En el viaje, Colás se fracturó una costilla, pero aun así “Nunca pude ver a un médico para mi hueso roto más bien me obligaban a trabajar y si me quejaba o explicaba mi problema se burlaban de mi profesión pastoral”.

Del mismo libro de Ros, transcribo varios de la infinidad de impactantes testimonios recogidos en él.

El confinado Renato Gómez relata que, capturados tres “soldados” Umap que habían intentado fugarse: “Un capitán oriental, mulato, con el pelo peinado a lo Angela Davis, nombrado Iván Magaña, constantemente los increpaba, escupía hacia donde ellos estaban, y les echaba al hueco la tierra que ellos sacaban empujándola con las botas. Era una situación tan insoportable que salieron rápidamente del hueco que abrían, que estaba justo al lado del barracón donde dormían y donde pretendían enterrarlos hasta el cuello. Confrontaron al oficial intercambiando golpes con él y con un escolta”.

Relata asimismo Renato Gómez: “Una tarde aparecieron dos Testigos de Jehová y los pusieron de plantón. Es decir, castigados toda la noche pegados a una cerca”.

“Uno de los que más jerarquía tenía entre los Adventistas se apellidaba Martínez. A ese hombre le dieron tandas de golpes, y lo sometieron a las mayores torturas. Un día, porque lo querían forzar a trabajar el sábado, lo sientan en una silla, amarrado, le ponen un cubo de agua arriba para que le cayera sobre la cabeza una gota y otra gota. Al rato los gritos de este hombre llegaban a la Laguna de la Leche” (un sitio que se halla en Morón, municipio de la provincia de Camagüey).

Luis Albertini, otro confinado, da fe de que a los Testigos de Jehová “…en los primeros meses del primer llamado —diciembre [de 1965], enero de tanto frío— los bañaban con fango, los dejaban desnudos, amarrados a la cerca toda la noche. Les pegaban con bagazo de caña que no dejaba huella en la piel”.

También sobre los Testigos de Jehová, testimonia el ex-Umap Eduardo Ruiz: “Llegaron 32 guajiritos Testigos de Jehová que se negaron a marchar y a ponerse insignias militares”. El castigo fue inmediato: Los “metieron en una cisterna que era por donde llegaba el agua. Allí los mantuvieron de pie sin que pudieran beber agua ni comer alimento alguno. Nosotros nos acercábamos y le tirábamos lo poco que teníamos. A los pocos días los sacaron de allí porque se les iban a morir y los amenazaron con fusilarlos. La respuesta de ellos aún la recuerdo: ‘Fusílennos. Fusílennos. El ejército nuestro no es el ejército de ustedes. El nuestro es el de Dios’”.

El también exUmap Orestes Aceituno, manifiesta en el libro de Enrique Ros: “El jefe del batallón 18 era Ramón Zaldívar que se caracterizaba por su crueldad y maltrato a los confinados. Vi allí cómo torturaban a los Testigos de Jehová, y como a un joven negro lo enterraron vivo, dejándole la cabeza fuera por tres días.” En este mismo batallón estaba recluido Orestes Acevedo: “Vi como al confinado 90 (todos teníamos un número) lo metieron tres días en una fosa donde se encontraban los desperdicios de la basura y las excrecencias. En ese campamento se desató un virus de hepatitis que causó grandes estragos entre los confinados, muriendo varios de ellos por no prestarles atención médica”.

El ya antes citado reverendo Orlando Colás, narra que en su campamento, Mijail I, como a 11 kilómetros del central Esmeralda, vio los primeros abusos con los Testigos de Jehová (…) los maltrataban; los pinchaban con las bayonetas, los cargaban y los ponían, de todos modos, a marchar poniéndoles un palo debajo entre las piernas, y los alzaban. Si se tiraban al suelo los levantaban a empujones; si gritaban, les echaban tierra en la boca para callarlos Y vimos el castigo a los Adventistas del Séptimo Día que, por respeto, no trabajan los sábados. Como en los campamentos se trabajaba los siete días de la semana, los forzaban a trabajar los sábados.

“A un adventista, reverendo Isaac Suárez, lo amarraron a un naranjo lleno de espinas y le decían: —Ahora tú eres Jesucristo, y te vamos a crucificar. Lo dejaron así, al sol, todo el día. A otro lo llevaron fuera y le hicieron lo mismo. A algunos los metieron en la tierra tapándolos completamente, dejándole fuera solo la cabeza, dos días al sol”.

Pedro Cedeño, un joven de Cabaiguán reclutado para las Umap, recuerda que el primer día del “pago” mensual (7 pesos), los 15 o 20 Testigos de Jehová que había en su campamento, se negaron a recibir el sobre con el pago. “Les dieron una paliza enorme. Se los llevaron al patio y los pusieron contra la cerca amenazando con fusilarlos. Trajeron soldados con armas largas pero tiraron al aire. Los Testigos se quedaron imperturbables, como si nada pasara”.

Juan Rodríguez, de San José de las Lajas y de 16 años de edad, afirma en La Umap: el gulag castrista, que en su campamento vio muchos casos de mutilaciones: “yo mismo fui ‘mutilador’ cuando algunos compañeros me lo pedían. Lo hacía no con el machete sino con una mocha afilada”. Agrega Rodríguez que allí en su campamento hubo casos de rebeldía, como el de “dos homosexuales [que] trataron de fugarse”, pero fueron capturados y regresados al campamento. Entonces “el capitán Zapata comenzó a interrogarlos y maltratarlos” y “uno de ellos lo escupió. Fue violentamente castigado” y en el campamento “se creó una muy tensa confrontación”.

El Pastor Manuel Molina, confinado en el campamento de Mola (de cuyo nombre no quiero acordarme), en el cual estaban confinados religiosos de distintas filiaciones, narra en el libro de Enrique Ros:

“Nos tomaron a 17 religiosos; adventistas, Testigos de Jehová y del Bando Evangélico Gedeón, y nos amenazaron con fusilarnos”

“Nos fueron llamado uno a uno detrás de un monte espeso y los que quedábamos oíamos las descargas de los fusiles. Al terminar conocimos que era sólo unos falsos fusilamientos. Pero vencimos porque nos permitieron continuar respetando el sábado como el Día del Señor”.

En La Umap: El gulag castrista, el exconfinado Renato Gómez cuenta que conoció al hoy cardenal Jaime Ortega cuando este era “un sacerdote lleno de amor, buena persona. Antes de ser cardenal yo hablé con él infinidad de veces. Las UMAP era un tema que él no quería tocar. Cuando regresamos a La Habana yo le manejé algunas veces y en una oportunidad, en un viaje de regreso me dijo: ‘Te tienes que ir del país. No puedes seguir aquí. Es hora que te vayas’

“Me ayudó en mi salida. Pero no quería Ortega hablar de la UMAP, me insistía: ‘Sácate eso de la cabeza. No guardes ningún odio en el corazón para que seas un hombre de bien. Hay cosas que te hacen daño. Tienes que sacarlas. Si no, no vas a ser feliz’. Esa conversación la tuvimos en el Arzobispado de La Habana, el día de mi salida del país cuando fui a visitarlo en compañía de mi familia para despedirnos de él, de su mamá y su tía que estaba con él.

“En sus visitas a Miami lo vi en varias ocasiones en casa de sus familiares; no tuvimos mayor comunicación y las posiciones no eran coincidentes. Nunca me visitó en España. Sí compartí cuando estaba en España con otros obispos y sacerdotes que ejercen su labor aún en Cuba, con los que me unen buenos afectos. Luego de su ordenación ya no tuvimos mayor comunicación. Discutíamos”.

Dios mío, si has sido Tú el responsable de que mi madre y miles más lloraran veinte días con sus noches sin saber hacia dónde se habían llevado a sus hijos; si fuiste Tú quien decidió que mi amigo Armando Suárez del Villar, aun con sus pies planos y escoliosis, tuviera que bregar en un surco de sol a sol, o que mi compañero Jesús Soriano, con un solo pulmón, tuviera que realizar labor semejante y semejante trabajo, hasta el desmayo, aquel Luis Estrada Bello, el hombre físicamente más débil que he visto en mi vida…; si fuiste Tú quien decidió que aquellos hombres, víctimas, sin embargo arrastraran de por vida el expediente de victimarios, que aún hoy pesa sobre los sobrevivientes… Yo no podría perdonarte.

Pero yo sé que no fuiste Tú.

Hoy, como siempre, queda en tus manos perdonar o no a tus ministros descarriados.

Ya ven. Así van las cosas.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/el-cardenal-jaime-ortega-las-umap-y-el-mandato-de-dios-319838

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Juan González Febles desde Cuba: Complicidad demostradadel Centro Internacional Demócrata Cristiano Sueco (CIDCS)


Tomado de http://www.infiernodepalo.com/edicion-339-de-primavera-digital/


Complicidad demostrada

Por  Juan González Febles

Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (CPD) Fechada el pasado 20 de agosto, el Centro Internacional Demócrata Cristiano Sueco (CIDCS) emitió una declaración a partir de la cual personaliza sus desencuentros con la prensa nacional independiente cubana y de forma específica con Primavera Digital-Primavera en Cuba con mi persona.

Como esta institución ha decidido personalizar así este desencuentro,  procedo a dar respuesta personal a tal pronunciamiento.

Las vilezas no se comparten ni se ocultan. Con esto quiero decir que guardar silencio frente a una vileza es hacerse copartícipe de esta y ya sea desde el punto de vista personal o profesional, ni comparto vilezas ni guardo silencio frente a alguna. Si sostener este principio me lleva a la cárcel, bienvenida sea; si se trata de que la muerte me aguarde, que para bien sea. Lo que no logró la dictadura militar cubana, es poco probable que sea logrado por burócratas desaprensivos desde Estocolmo, animados Dios sabe por cuáles intenciones.

Entonces, tales procederes ocultos cuyos resultados se harán públicos, es justo que sean conocidos por el público al cual nos debemos, desde su causa. Y así será.

Aclaro que este punto de vista es compartido por la redacción del medio de prensa que nuestros ex patrocinadores han cerrado, Primavera Digital-Primavera en Cuba. Aquí ni se comparten vilezas, ni se guarda silencio frente a estas.

Como ya se ha sido dicho, CIDCS tuvo éxito en modernizar y tanto es así que gracias a este éxito podemos administrar sin intervenciones ajenas un espacio Web y además llegar a ocupar en alguna que otra ocasión, entre el cuarto y el quinto lugar entre los sitios web más visitados de temas cubanos.

Sobre el llevado y traído tema de las cuotas y las participaciones, una mirada superficial de los colaboradores y miembros de la redacción, demuestra que aparecen mujeres y personas negras y mestizas sin patrón de exclusión alguno. Pero como bien ha señalado el colega Eugenio Yáñez desde Cuba encuentro, para estos suecos, parece más importante el número de mujeres en el parlamento castrista que el hecho de que sirven a una dictadura.

El otro risible argumento que manejan es que trataron de democratizar y entonces quieren obviar que la redacción de un medio de prensa es el espacio menos democrático que pueda concebirse. Si se trata de que las cosas funcionen con eficiencia, no hay vías alternativas. Esto -cosa harto demostrada- fue lo que se hizo en Primavera Digital-Primavera en Cuba desde su origen. Entonces, solo se detuvo o se enlenteció este ritmo, cuando CIDCS intervino para cerrarnos, al cabo de siete años de servicio ciudadano ininterrumpido.

Ya quedó evidenciado que no se trata solamente de que se concluya la colaboración con CIDCS, luego de incumplir compromisos y obligaciones contraídas: ahora cancelan la posibilidad de que este medio continúe, más allá de la antes mencionada colaboración. Entonces, verdaderamente no se trató de “intentos de modernización” o cuotas discutibles de participación. Al cerrar www.primaveradigital.org, CIDCS ha incurrido en flagrante complicidad con la dictadura militar totalitaria cubana.

Esto queda además evidenciado, en la ilegal cancelación de nuestras cuentas de twiter y de Facebook, situación que más allá de perjudicar a quien suscribe y a la redacción de Primavera Digital-Primavera en Cuba, perjudica a la oposición real interna cubana en beneficio y a favor, del régimen militar que sufrimos.

Sería interesante que CIDCS señalara en qué aspecto, entre los que he reseñado hasta hoy, he mentido y que lo demostrara fehacientemente.

Todo parece indicar de que como ya hemos tenido indicios, quizás se trata de eliminarle competencia a algún que otro medio de prensa cubano, quizás hasta independiente, aunque más conciliador con la dictadura.

Para concluir diré que todo no ha sido lo malo que podría haber sido y a pesar de CIDCS y como expresa la canción tradicional latinoamericana, “tantas veces me mataron, tantas veces me morí y sin embargo estoy aquí resucitando. Gracias doy a la desgracia y a la mano con puñal, porque me mató tan mal, que seguí cantando”.

Por lo pronto, CIDCS ha demostrado ser poco demócrata y nada cristiano. En relación a sueco, quizás lo sean en la corta medida que lo fueron los que en su momento decidieron vender hierro a los nazis o cederle paso para invadir a Noruega. Mi opción personal es con los Edelstan y los Wallemberg, que supieron dar el santo y seña de las palabras derecho y democracia en su momento, estos son mis suecos. El primero salió al frente a Pinochet y su banda en Chile y el segundo, salvó a miles de judíos durante el holocausto, aunque después resultara asesinado por los Putin, perdón, por los rusos de aquel momento.

Mi exhortación para que CIDCS demuestre en qué he mentido, sigue en pie.
Para Cuba actualidad: j.gonzalez.febles@gmail.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Nancy Pérez-Crespo: EL FABULADOR DE BIRÁN (Historias no contadas de la familia Castro Ruz)



EL FABULADOR DE BIRÁN

(Historias no contadas de la familia Castro Ruz)

Por Nancy Pérez-Crespo

Un día como hoy hace 69 años, el 18 de agosto de 1945, un rayo fulminó a uno de los mejores hombres de mi pueblo natal.

Luis Beltrán García era periodista y director del periódico Ecos de Cueto y un extraordinario ser humano. Murió justo frente a la casa-tienda del español Ángel Castro Argís, en la finca Manacas del poblado de Birán.

Además de dedicarse al periodismo, Luis Beltrán ejercía por esa fecha como inspector del Departamento de la Policía Provincial, bajo las órdenes de su tío, Ramón Corona García, a la sazón gobernador de la Provincia de Oriente.

Y ese día de su muerte lo había llevado a la finca Manacas una encomienda muy importante. Él era el portador de una citación para Ángel Castro porque debía comparecer ante una Tribunal de Santiago de Cuba para responder por una grave acusación. Ángel Castro, que era fanático del franquismo, estaba acusado de fascista.

Tres meses antes había finalizado la Segunda Guerra Mundial y Cuba era firmante de la Junta Interamericana de Defensa. El Congreso cubano había aprobado el Programa de Guerra y todo ciudadano que se sospechara con vínculos con el nazismo o el fascismo era investigado.

El rayo que no cesa

Ese fatídico día, un rayo evitó la vergüenza al padre de Fidel Castro, pero sumió en la orfandad a una familia ejemplar de Cueto. La viuda, República Escobales de Beltrán, supo afrontar con arrojo la pérdida del marido y no solo educó a sus cuatro hijos, sino que además continuó editando el periódico. La familia Beltrán salió al exilio en 1963.

Quizás la trágica muerte de Luis Beltrán fue una advertencia, un augurio, un presagio de la maldición que emanaba de ese lugar e impelería a Cuba toda.

Cuento esta historia porque en estos días de estridentes celebraciones cumpleañeras del anciano dictador he cavilado en todas las historias que se oían en Cueto, una villa a muy pocas millas de Birán y como pueblo chiquito, todos se conocían y convivían en perfecta armonía: los pobladores nativos con los españoles y sus hijos, los criollos, los sirios y libaneses, haitianos y jamaiquinos y hasta algunos americanos y franceses.

Pero también se sabían los secretos de la familia Castro Ruz que Antonio López, el titulado historiador del «Sitio Histórico Finca Manacas» convenientemente ha olvidado repasar, sumándose a la alharaca por el 88 cumpleaños de Fidel Castro.

El nombrado «historiador» de Birán es un fabulador que hace malabarismos para esconder datos, embarajar, inventar, tratando de que cuadre la lista con el billete.

Malabarismos y escamoteos

En su afán por ocultar los orígenes de “su Comandante”, el malabarista López no menciona que esa casa-tienda fue construida en 1917 y que allí vivía Ángel Castro con su primera esposa, Maria Luisa Argota, y los dos hijos del matrimonio, Pedro Emilio Castro Argota (1914), el primogénito, y María Lila Perfidia, conocida como «Lydia» Castro Argota (1913).

Tampoco menciona que Lydia Castro estuvo casada con el hijo de Don Fidel Pino Santos, un rico comerciante de la zona de Banes, de origen canario. Don Fidel Pino Santos ayudó en varias ocasiones a Castro Argíz cuando este enfrentó descalabros económicos. Eran muy amigos y fue escogido para bautizar a Fidel Castro. El bautizo nunca se concretó, pero del padrino escogido heredó el nombre. Aunque se conoce que fue bautizado en 1935 con como Fidel Hipólito y con los dos apellidos de su madre: Ruz González. En el Juzgado de Cueto, Fidel Castro aparece inscrito tres veces. La última vez fue cuando Ángel Castro les dio el apellido a sus siete hijos tras haber concluido el divorcio con la señora Argota, en 1941, y contraer matrimonio con Lina Ruz, en abril de 1943.

El intrépido fabulador López se refiere a «la Casa Natal, una hermosa obra de Ángel Castro, y lugar donde nacieron los siete hijos de su unión con Lina Ruz», pero está faltando a la verdad histórica. Esa no es la casa natal. Según cuentan pobladores de Cueto que conocían los detalles, cuando Ángel Castro comenzó la relación extramarital con Lina Ruz, mandó a construir un bohío en un lindero de la finca y allí nacieron los primeros cuatro hijos: Ángela, Ramón, Fidel y Raúl.

De los tribunales a la radio

Fue así que llegó a oídos de Maria Luisa Argota la existencia de la otra mujer y los cuatro hijos. De inmediato pidió el divorcio y se mudó para Santiago de Cuba. Es allí, en Santiago de Cuba, donde, apoyada por su hijo Pedro Emilio (que ya es un joven aspirante a la Cámara de Representantes y activista del Partido Ortodoxo), presentó una demanda contra Ángel Castro, acusándolo de haberle hecho trampa en la repartición de los bienes gananciales.

El divorcio escaló los tribunales santiagueros en medio de un gran escándalo, al punto que todos los hechos de la disputa familiar fueron narrados en una serie radial dramatizada por la Cadena Oriental, bajo el título de «Cosas que pasan amigos».

Siempre se ha sabido que la Historia la escriben los que ganan, pero incluso los que la edulcoran a su conveniencia tienen algún pudor para no hacer el ridículo. Sin embargo, el fabulador López no parece tener límites para poner en ridículo a la propia prensa oficial y llega al delirio cuando narra que el niñito Fidel, con solo tres años, regalaba su ropita a los hijitos de los trabajadores. Y dice tener los testimonios de los «amiguitos». ¿Puede realmente un niño de tres años recordar a quién regaló los zapaticos o la marinera?

Contaré más de estas historias olvidadas o sepultadas, porque los cubanos tienen derecho a conocer la verdad. Creo firmemente que el rayo fatal que mató al periodista Luis Beltrán, frente a esa casa, un día como hoy, fue un presagio de desgracia.********



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

viernes, agosto 29, 2014

Luis Cino desde Cuba: ¿Qué más tendrá que hacer el exilio de Miami para que le quiten el cartelito de intolerante?,


¿Qué más tendrá que hacer el exilio de Miami para que le quiten el cartelito de intolerante?,

Por  Luis Cino
28 DE AGOSTO 2014


Cuba actualidad, Arroyo Naranjo, La Habana, (CPD) Según me cuentan amigos que participaron en la 24 conferencia de la Asociación de Estudios de la Economía Cubana (ASCE, por sus siglas en inglés), efectuada recientemente en Miami, el ambiente que reinó en el evento no pudo ser más favorable a la idea de que el régimen castrista cambia, se transforma,  se liberaliza y por tanto, merece se le abran todas las puertas.

Se habló  de cambios que causan perplejidad, de cuentapropistas exitosos y sin quejas,  de oposición leal y de posibilidades de invertir en Cuba.   

Y los debates, si se les podía llamar así, porque quitaban la palabra bajo cualquier pretexto al majadero que discrepase -había algunos opositores de acá, de los de verdad-, se parecían a los del Último Jueves de la Revista Temas. Solo faltaba que al iniciar las ponencias se aclarara, por si las dudas, la fidelidad a la revolución y el socialismo. Y un par de segurosos para poner orden en la sala, por si las moscas… Realmente no hacía falta. Todo estuvo bajo control: en línea con los Lineamientos del PCC y los decretos-leyes del General-Presidente.  

Y eso fue en Miami, la capital del exilio anticastrista.

Mucho ha cambiado el carácter de Miami desde los tiempos en que algunos energúmenos quemaban pavos reales pintados por Mendive o amenazaban con ponerle una bomba a Rosita Fornés porque alguna vez, en un rapto de guataquería,  se retrató vestida de miliciana.

Recientemente el exilio  tuvo que soportar la afrenta de que se exhibiera en una galería de Miami la exposición  “Yo me muero como viví”, de dibujos de Antonio Guerrero, uno de los tres agentes de la Red Avispa presos en Estados Unidos. Hubo protestas, tuvieron que cambiar de galería, pero la exposición fue y no hubo quien le tirara no una pedrada, ni siquiera una escupida.

En Miami, personajes como Max Lesnik, Andrés Gómez, Fulano Fariñas y otros desembozados voceros del castrismo hacen uso y abuso de su derecho a la libertad de expresión sin sentir pudor ni consideración por una comunidad que debe su existencia a una dictadura que se apropió a la brava de la patria.        

El exilio de Miami ha tenido que aprender a tragarse aunque no los mastique lo mismo a esbirros arrepentidos o no que a oportunistas, impostores, pelafustanes y artistas que se creen embajadores de la cultura cubana, apolíticos para lo que les conviene, por encima del bien y del mal.

A pesar de aguantar a tanto descarado venido de Cuba, y hasta infiltrado sin mucho disimulo, no hay quién le quite al exilio anticastrista la mala fama de la intolerancia y el revanchismo. Basta con que alguien se queje por alguna nueva afrenta o provocación castrista para que le cuelguen el cartelito. Vigilia Mambisa todavía no ha organizado un piquete, no ha sacado las pancartas, y ya llueven las acusaciones, no solo del régimen, sino también de los ingenuos y demasiado tolerantes que no recuerdan –tal vez porque es demasiado obvio o sencillamente porque no conviene a sus intereses - que la llave del odio y la intolerancia la tienen siempre a mano en La Habana.

Y el régimen se frota las manos de contento, muestra la calaña de sus enemigos, los mismos a quienes chulea su dinero y chantajea emocionalmente con sus familiares-rehenes, y vuelve a posar de víctima de “la mafia anexionista y anticubana”.    
Para Cuba actualidad: luicino2012@gmail.com



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, agosto 28, 2014

Paquito D'Rivera: Profetas lejos de su Tierra


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Leo Brower le debe un gran favor a la tiranía de los Castro...

Yolanda Brito - Indestructible:..

 
Yolanda Brito - Llamame



Tomado de https://www.youtube.com/all_comments?v=AKF0LDn3k3U
chichopandegloria1 Dec 13, 2010
yolanda logro la fama trabajando mucho , en los 60s pertenecio a un grupo de -alfonso arau- un mexicano que llego a cuba por entonces con -corona- con quien formaba un duo comico o de excentricos con cierto exito , pero se separaron y este ultimo se marcho y arau dirigio durante un tiempo en el teatro-cine alcazar varias obras de teatro -nueve nuevo juglares- lanzo a mirta medina , miriam blanco , bobby carcases , federico esternoo y yolanda era pareja de leo brouwer . se suicido en abril 71.

 ****************
Tomado de http://www.cubanet.org/opiniones/profetas-lejos-de-su-tierra/

Profetas lejos de su Tierra

Por Paquito D'Rivera
agosto 27 de  2014 |

******
Disfrazado de un apoliticismo falso e hipócrita, Pancho Céspedes sabe que cada artista nacional o foráneo de más o menos prestigio que se presente en la arruinada Isla, su imagen será siempre usada para dar credibilidad al decrépito régimen castrista...
******

NUEVA YORK— Cuando me enteré de que Leo Brouwer había invitado al cantante Pancho Céspedes a abrir su festival de Septiembre próximo en (lo que queda de) La Habana, me reía solo imaginándome la inauguración de un festival básicamente de música de cámara cantando “La Vida Loca”, que suena tan absurdo como llevar a Brouwer a una feria de cumbias en Manizales. Pero como todos conocemos del narcisismo profesoral de Leo, y de su eterno afán por congraciarse con los jerarcas reclutando adeptos, “tontos útiles” y participantes gratuitos de los bandos más variopintos, no hay nada de que sorprenderse.

Disfrazado de un apoliticismo falso e hipócrita, Leo, Pancho –y todos– saben de sobra que cada artista nacional o foráneo de más o menos prestigio que se presente en la arruinada Isla, su imagen será siempre usada para dar credibilidad al decrépito régimen castrista. Por otra parte, sabemos también de primera mano lo fácil que es estimular la vanidad y el ego desmedido de los artistas, por lo que no es de extrañarse que Céspedes, como dijo, “se sienta muy halagado, creo que como nunca, en ese sentido de que una persona como Leo Brouwer me dé la oportunidad de abrir un festival que lleva su nombre.”  Una persona –agregaría yo– que ha puesto todas sus relaciones alrededor del mundo al servicio de un sistema caduco, cruel y tiránico que no ha producido más que exilio, estancamiento, terror, familias divididas, presidio, hambre, dolor y muerte através de 55 años de la dictadura más larga y ridícula del hemisferio.

Tampoco me extraña que Pancho opine (tiene todo su derecho a hacerlo) que “en la Isla hay un cambio para bien, porque – según sus propias palabras –, se le está dando mayor opción a la gente para resolver sus problemas y la oportunidad de tener sus propiedades y negocios”. 

Parece que para Céspedes, vender tu propio “ascomóvil”, rentar a extranjeros un cuartucho de tu propia casa (“propia” entre comillas, claro), poner una fonda que sirva lo que el estado te permita o abrir un timbiriche de rellenar fosforeras irrellenables o matar piojos a domicilio es un símbolo inequívoco de progreso socioeconómico. “Gracias Raúl”, debió haber añadido. Y yo no lo culpo, pues no hay que olvidarse que Pancho, aunque haga 20 años que cambió los chícharos pelaos por los tacos al pastor, es un producto típico de aquella bazofia de ideología, por lo que no puede, o no quiere darse cuenta de que entre otros muchos atracos de estado, cada teatro en que se presente, hotel donde se hospede o restaurant donde coma, ha sido de alguna forma, una propiedad más, robada a sus legístimos dueños y sus familias sin ningún tipo de retribución.

Quiero antes de terminar, dejar claro que esta nota no constituye en absoluto un acto hostíl contra Francisco Céspedes, sino solo una forma de rebatir pacífica y civilizadamente sus desacertados comentarios, sobre todo el último: En Miami, contrariamente a lo que afirma usted, no solamente “hay muchos extremistas que siguen un pensamiento muy viejo a nivel político”, sino más bien existe y resiste mucha gente brava, digna y hasta profética, adelantados a su época; tanto así, que mientras a usted le enseñaban en la escuela –y quizás hasta en la casa – a ser como el Che y a despreciar, vigilar y humillar a los “gusanos” desde el CDR del barrio, ya hacía ratón y queso que ellos estaban presos, muertos o por cientos de miles diseminados por el mundo, exactamente como usted y yo ahora. Y eso, señor Céspedes, pienso yo, no es ni mas ni menos que ¡visión de futuro!. Publicado en [Cubanet].

*************
ALGUNOS COMENTARIOS DEJADOS

Tu verdad es obsoluta. Pancho Cespedes = Tonto util
*****
Paquito has escrito una verdad absoluta. pancho Cespedes y los musicos cubanos de Cuba y algunos que viven aca pretenden ser apoliticos para beneficiarse del socialismo y del capitalismo a la misma vez. Hombres sin principios no son hombres sea el mejor musico o el peor. Este hombre puede ser un gran compositor, pero no tiene valores morales excepto su absoluta apatia por los valores humanos. Tonto util = Musicos cubanos
*****
Paquito, yo diria mas bien PACOTE!!!!. Tan agudo y tan certero en sus comentarios, que llegan hasta la misma medula. Aunque no se si el tal pancho cespedes tenga algo de materia gris para entenderlo.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

El Cardenal Tarcisio Bertone y algunos obispos de Cuba se desentienden de llas fuertes críticas al Castrismo dichas por el arzobispo Bruno Masaró , Nuncio del Vaticano en La Habana

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Para conocer  más sobre las palabras de Monseñor Bruno Masaró pueden ir a
http://baracuteycubano.blogspot.com/2014/08/el-arzobispo-bruno-musaro-nuncio.html
**************
Histórica instalación de una réplica de la Patrona de Cuba en los Jardines del Vaticano

 Published on Aug 28, 2014

Agosto 28 |Finalmente hoy, como había proclamado el Papa Francisco, una réplica de La Virgen de La Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, quedó colocada en los Jardines del Vaticano. María García informa desde el Vaticano.


***********
viernes, febrero 29, 2008

El secretario de Estado del Vaticano califica a Raúl Castro de 'hombre realista y abierto'

**************
'La Santa Sede se comprometió a bregar por la eliminación o al menos la reducción de las sanciones que aplica la Unión Europea y contra el embargo', dijo Bertone.
jueves 28 de febrero de 2008 18:01:00
*************
Agencias

AFP/ Roma. El secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, hizo este jueves un balance positivo de su reciente viaje a Cuba y calificó a Raúl Castro de "hombre realista y abierto".

El número dos del Vaticano, quien regresó el miércoles a Roma tras una visita de seis días a la Isla, fue el primer responsable político extranjero recibido como gobernante por Raúl Castro, quien remplazó a su hermano Fidel tras su retiro después de casi medio siglo en el poder.

"He visto un hombre muy realista, abierto a discutir sobre todos los temas y preocupado por mantener los valores, los ideales", afirmó el cardenal en una entrevista a Radio Vaticano.

"Naturalmente le hablé al presidente Raúl del problema de los prisioneros, de todos los prisioneros y no sólo de los detenidos políticos, así como de la asistencia pastoral para ellos", afirmó el purpurado.

Bertone aseguró que había sido un viaje "positivo" tanto por los encuentros realizados con las autoridades locales como con los representantes de la sociedad, a la cual describió como "muy viva no obstante las dificultades", dijo.

"Me parece que existen posibilidades para trabajar juntos, de que hay confianza en la Iglesia y de que se pueden abrir nuevos espacios de presencia", afirmó.

El cardenal dijo que quiso dejar "un mensaje de confianza" al país y reiteró que el Vaticano se opone al embargo económico contra Cuba, que afecta "sobre todo a niños y jóvenes", comentó.

"La Santa Sede se comprometió a bregar por la eliminación o al menos la reducción de las sanciones que aplica la Unión Europea y contra el embargo" de Estados Unidos, afirmó.
*******

DE LOS ARCHIVOS DE BARACUTEY CUBANO
Junio 2 de 2012

ACUSAN AL CARDENAL BERTONE DE CORRUPTO Y DE CONSPIRADOR

FUNCIONARIOS ANÓNIMOS DEL VATICANO DICEN DEFENDER AL PAPA FRENTE A TARSICIO BERTONE.

En entrevistas en la prensa italiana, dicen oponerse a la acumulación de poder del secretario de Estado. El portavoz de la Santa Sede niega que haya algún cardenal entre los sospechosos.

Los «topos» del Vaticano comienzan a dar entrevistas para explicar que filtran documentos confidenciales del Papa con el objetivo de defenderle frente al secretario de Estado, Tarcisio Bertone, quien, según ellos, acumula demasiado poder y tolera la corrupción.

Mientras la Gendarmería Vaticana les busca afanosamente, un par de «topos» han contactado por su cuenta a los diarios «La Repubblica» de Roma y «La Stampa» de Turín para contar su versión de los hechos. Como los diarios no les identifican, no puede excluirse que se trate de la misma persona y no de dos.

En ambas entrevistas se explica que hay muchas personas sacando documentos: «Cardenales y sus secretarios personales, monseñores y peces pequeños. Mujeres y hombres. Laicos y prelados». En cambio, el mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, no es un «topo» ni mucho menos el «piloto» de la operación sino un simple mensajero. De hecho, por el momento, el tribunal de Instrucción del Vaticano le acusa solo de «robo grave» de documentos, pero no de haberlos sacado fuera del Vaticano.
(Tarsicio Bertone y Raúl Castro  tirano en funciones)

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, aseguró taxativamente que «no hay ningún cardenal entre los sospechosos», y añadió que, contrariamente a las noticias publicadas, «no se está investigando a ninguna mujer».

Los «topos» declaran haberse decidido a actuarpor libre a raíz del fracaso de la operación de limpieza emprendida por el «número dos» del Estado del Vaticano para deshacerse de suministradores corruptos y consejeros bancarios desleales. En cuanto empezó a poner orden, el arzobispo Carlo María Viganó fue quitado del medio enviándolo repentinamente como nuncio a Estados Unidos.

El primer documento importante que filtraron los «topos» fue precisamente la carta en la que Viganó denunciaba al Papa la corrupción en la administración del Estado del Vaticano: el ente territorial que incluye los jardines, los museos, las obras de restauración y mantenimiento, etc. y que funciona de modo autónomo mientras que la Santa Sede consiste en los departamentos que se ocupan del gobierno de la Iglesia y el magisterio del Papa.

«La mujer es la estratega»

La entrevista de «La Repubblica» añade, en palabras del «topo», un elemento digno de una novela: «El Papa se da cuenta de que debe protegerse, y ha convocado cinco personas de confianza, cuatro hombres y una mujer que son los llamados "relatores". Son los agentes secretos de Benedicto. El Papa busca el consejo de estas personas asignando a cada uno un papel, y a la mujer la tarea de coordinar el trabajo de los cinco. Ella es la estratega».

Para el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, «todo eso es pura fantasía. No tiene ningún fundamento». En cuanto al avance real de la investigación, el padre Lombardi divulgó una carta en la que el abogado de Paolo Gabriele informa que su cliente «ha declarado al juez que ofrecerá la más amplia colaboración».

Según la fuente del diario romano, la destitución repentina del presidente del banco del Vaticano (IOR), Ettore Gotti Tedeschi, fue otro golpe contra Benedicto XVI. Y «cuando el pasado jueves el Papa supo que lo habían cesado, se echó a llorar por "mi amigo Ettore". Después se enfadó mucho y reacciono diciendo que al final la verdad saldrá a la luz».

Los «topos» afirman defender también al secretario personal del Papa, Georg Gaenswein, frente a intentos de neutralizarlo igual que al Pontífice.

Pero en toda esta historia hay muchísimos elementos que no encajan. Por una parte está claro que el mayordomo del Papa, «Paoletto», no puede haber organizado las tremendas filtraciones de los últimos meses, casi todas dirigidas contra Bertone.

Pero por otra no es creíble que los filtradores de documentos intenten reforzar al Papa. El resultado, de momento, es que están debilitándole y han conseguido destrozar el ritmo de trabajo de su Pontificado. Buena parte de la maquinaria del Vaticano, sobre todo en los niveles más altos, está ahora en punto muerto por falta de confianza interna. Vive, en un cuadro similar al que el Papa denunció el domingo en la homilía de Pentecostés: «El serpentear de la desconfianza, la sospecha y el temor recíproco entre los hombres, hasta el punto de convertirse en peligrosos el uno para el otro». La situación de crisis exige una respuesta.
 ********

Marzo  26 de 2012


Las expectativas de Cuba ante el viaje papal

Link

Entrevista al arzobispo de La Habana, cardenal Ortega

ROMA, viernes 23 marzo 2012 (ZENIT.org).- Se respira aire nuevo en Cuba. Un clima ciertamente diverso del que rodeó la visita de Juan Pablo II en 1998. "Benedicto XVI se encontrará en una Cuba encaminada a vivir una época nueva, tanto a nivel social como religioso. Una época de aperturas que deben consolidarse", afirma el cardenal Ortega.

Lo ha dicho el el cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino, arzobispo de San Cristóbal de La Habana, en una entrevista concedida al diario vaticano L'Osservatore Romano.

A la pregunta de cómo ha cambiado la situación en Cuba desde la visita de Juan Pablo II, responde: "Han pasado catorce años de aquella visita que se produjo en un momento económicamente mucho más difícil para Cuba que el actual. Hoy hay nuevas estructuras en el gobierno; hace cuatro años, hubo un cambio en la presidencia con ministros y funcionarios nuevos. Se ha iniciado una reforma económica importante por lo que se refiere al cultivo de la tierra, la construcción de viviendas, la legalización de los trabajos como autónomos y de cooperativas privadas, el crédito, la adquisición y la venta de casas y de automóviles, la creación de pequeñas empresas privadas. La Iglesia ahora dispone de más agentes pastorales: sacerdotes y religiosas. La llegada de misioneros está permitida, la Iglesia tiene publicaciones propias, un mayor acceso a los medios de comunicación, si bien todavía no sistemático. En La Habana hemos construido un nuevo seminario nacional, ha aumentado el número de seminaristas y se facilitan las celebraciones públicas de la Iglesia".

Influencia de la Iglesia

Los medios internacionales en estos días han hablado mucho de una aumentada imfluencia de la Iglesia sobre cuestiones sociales ¿Es verdad? "Más que de influencia --responde el cardenal Ortega- prefiero hablar de presencia social. Hace quince años, antes de la visita de Juan Pablo II, parecía que la Iglesia estviera ausente de la sociedad. Hoy no es así; poco a poco se ha transformado en una realidad social la que se debe tener en cuenta.

La Iglesia ha participado activamente como mediadora entre el gobierno y los familiares de los detenidos del grupo de los 75, de los cuales 53 estaban todavía en la cárcel. Acogiendo nuestra mediación a favor de estos detenidos, el gobierno ha decidido ponerles en libertad. Pero también ha excarcelado a otros 130 detenidos llamados políticos. Muchos nombres de estos detenidos estaban en las listas de los opositores, otros fueron designados por el gobierno cubano, de modo que no han quedado detenidos de esta naturaleza en las cárceles cubanas. también en este caso ha habido una suerte de mediación de la Iglesia.

En la inminencia de la Navidad, en vista de la visita de Benedicto XVI a Cuba y del año jubilar por los cuatrocientos años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba, y por expreso deseo de la Iglesia católica y de otras confesiones cristianas, el presidente Raúl Castro concedió el indulto a tres mil detenidos comunes condenados a penas más largas, por buena conducta y por motivos de salud".

Relaciones con el gobierno

¿Como son las relaciones hoy en el país? "La relación es más directa y fluida --responde el cardenal Ortega--. La participación en el proceso de excarcelación de los detenidos nos ha permitido a mí y al presdente de la Conferencia Episcopal encontrar en diversas ocasiones al presidente Raúl Castro, con el que hemos podido afrontar temas de interés nacional o relativos a la Iglesia en Cuba. la preperación de la visita del papa ha sido realizada en un clima positivo, con todas las facilidades necesarias para su organización".

Expectativas de la visita

¿Qué expectativas sobre la visita de Benedicto XVI? "El pueblo cubano --responde el cardenal ortega- sabe ya lo que significa la visita de un papa, pero muchos de ellos eran niños cuando vino Juan Pablo II, hoy son jóvenes. El pueblo hoy expresa su fe más que hace catorce años. La Iglesia se ha hecho más presente y el tema religioso no es ya un tabú. La peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad ha sido una auténtica demostración de fe popular y los sentimientos religiosos que parecían dormidos o apagados se han manifestado de modo muy evidente. Es este el clima espiritual que encontrará el papa. Al paso de la Virgen peregrina el pueblo nos pedía la bendición que nosotros los sacerdotes y los diáconos hemos tenido que dar personalmente hasta el agotamiento. Cuando, en las grandes celebraciones públicas, digo que el pueblo cubano anhela las bendiciones de Dios y que el papa viene a visitarnos para traernos la bendición del cielo, todos aplauden. Las expectativas del pueblo son ciertamente expectativas de fe, pero incluyen también el bien del país, el bienestar de las familias, la reconciliación entre los cubanos, la esperanza de un futuro mejor. Nosotros que hemos sido durante muchos años los pastores de esta gente sabemos lo importante que es para el pueblo cubano que el pontífice venga a bendecir a Cuba".


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Eugenio Yáñez: Barack Obama, Cuba y la Cumbre de las Américas 2015. ¿Será un circo tercermundista o una cita verdaderamente seria?


Publicado en Cuba Encuentro.com

Obama, Cuba y la Cumbre de las Américas 2015 
********
¿Será un circo tercermundista o una cita verdaderamente seria?
********
Por Eugenio Yáñez

Miami

Debemos anticiparnos a los temas y problemas que serán de actualidad en los próximos tiempos. En este caso, a finales de abril del 2015.

La Cumbre de las Américas es una reunión de Jefes de Estado del continente americano que se celebra cada tres o cuatro años, donde participan Estados Unidos, Canadá, y los países de América Latina y el Caribe. La séptima cumbre está pautada para Ciudad de Panamá en abril de 2015.

La primera se celebró en Miami, 1994; la segunda en Santiago, Chile, 1998; la tercera en Québec, Canadá, 2001; la cuarta en Mar del Plata, Argentina, 2005; la quinta en Puerto España, Trinidad y Tobago, 2009; y la sexta en Cartagena de Indias, Colombia, 2012. Hubo además dos cumbres extraordinarias: una sobre desarrollo sostenible, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, 1996, y otra en el 2004 en Monterrey, México.

La de Panamá podría ser, sin dudas, la Cumbre de la Discordia. Desde la primera Cumbre de Miami en 1994 quedó definido que participaban en ese evento los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA). Posteriormente, tras la aprobación de la Carta Democrática de esa organización, adoptada en Lima, Perú, en el 2001, los miembros de la organización se comprometieron a respetar esa Carta y cumplir sus postulados.

No siempre han cumplido, aunque el secretario general de la OEA parece no enterarse. El depuesto presidente Mel Zelaya, de Honduras, la violó reiteradamente pretendiendo establecer el “socialismo del siglo 21” en su empobrecido país; Hugo Chávez la violaba continuamente, y Nicolás Maduro no se queda atrás. Para Evo Morales y Daniel Ortega la carta es paisaje que adorna una pared, nada más. Rafael Correa, más culto que todos los violadores anteriormente mencionados, también la viola, pero de manera más elegante y sofisticada: más que violación parece estupro. Lula da Silva, Dilma Rouseff y Cristina Fernández de Kirchner continuamente bailan samba y tango en los bordes de la Carta Democrática. Los socialistas más respetuosos del estado de Derecho en sus países han sido, hasta ahora, José Mujica, Michelle Bachelet y Mauricio Funes, de Uruguay, Chile y El Salvador respectivamente.

En ninguna de las Cumbres celebradas ha participado el gobierno cubano. Cuba no es  miembro de la OEA, y mucho menos firmante de una Carta Democrática alérgica para el régimen de los hermanos Castro. Aunque a veces, cínicamente, la dictadura ha firmado declaraciones finales de Cumbres Iberoamericanas que llaman al multipartidismo y elecciones libres, como hizo Fidel Castro en su momento, o Pactos de la ONU que después no ratifica, como hace Raúl Castro, parece difícil que el régimen se arriesgue a firmar, aunque no la cumpla, una Carta Democrática cuyos principios fundacionales son absolutamente contrarios a la razón de ser de la dictadura cubana.

Sin embargo, nuestros dizque hermanos que gobiernan en América Latina y el Caribe, insisten en invitar a la dictadura cubana a la próxima cumbre. Más preocupados por ser “antiimperialistas” que demócratas, no desean perder tiempo en superficialidades sobre el carácter democrático o dictatorial del gobierno cubano, al que todos admiran, aunque sea en secreto, porque “se enfrenta a los yanquis”. Además, no resulta muy elegante recibir decenas, centenares o miles de médicos cubanos en sus países para ofrecer servicios de salud pública que esos mismos mandatarios son incapaces de garantizar a sus ciudadanos, y después tener la “descortesía” de criticar al régimen de La Habana por violar derechos humanos o no respetar normas democráticas.

Así que el presidente Obama tendrá que tomar una decisión muy clara. Acepta la participación de Raúl Castro en la Cumbre de Panamá o declara sin ambigüedades que Estados Unidos no participaría si invitan a Cuba.

Antecedentes existen. Cuando Ronald Reagan era presidente de Estados Unidos, se planificaba una Cumbre Norte-Sur de jefes de estado en Cancún, México, para el 22 y 23 de octubre de 1981, a la que el gobierno mexicano quería invitar a Fidel Castro. Reagan fue muy claro, agudo y preciso: si Castro participa, Estados Unidos no asistirá. Punto.

Firmeza. Dureza. Prepotencia imperial. Soberbia. Guapería. Lo que quieran ladrar los sicarios verbales del régimen. Pero Fidel Castro no participó, porque México y Naciones Unidas sabían perfectamente que aquel cónclave, sin Estados Unidos, sería una reunión social para platicar un rato, tomar tequila, y nada más. El entonces presidente de México, José López Portillo, invitó a Fidel Castro a Cozumel, a donde fue en “su” yate “Pájaro Azul”, y tras once horas de conversaciones y “acordar lo que a nuestra amistad corresponde”, como dijo el mandatario mexicano, Castro regresó a La Habana desbarrando de Reagan, del imperio y de todo lo que quiso, tuvo que ver la reunión por televisión y saber de lo que se habló por las agencias de prensa o sus servicios de inteligencia.

Barack Obama tendrá que tomar su decisión: esto no es lo mismo que darle la mano a Raúl Castro en Sudáfrica cuando se cruzó con él en el funeral de Mandela. Esta vez tendría que decir, simplemente, que si se invita a Cuba a la Cumbre de las Américas Estados Unidos no participaría, con lo que tal reunión se degradaría a algo así como un foro más de CELAC. O soportar la humillación para Estados Unidos de sentarse en un cónclave definido para países democráticos en el que estaría participando en la misma mesa nada menos que Raúl Castro.

En manos de Obama está. Veremos si la historia puede absolver al presidente de EEUU en este tema.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...